home Judiciales Caso de Esquivel genera tensión en votación para presidir la Corte

Caso de Esquivel genera tensión en votación para presidir la Corte

Supuesto plagio de la ministra Esquivel pone en duda la reputación de la UNAM y SCJN

 

NOTIPRESS.- Los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) designarán al presidente del Judicial el 2 de enero al mediodía del 2 de enero de 2023. La votación viene precedida de una acusación de «supuesto plagio» de la tesis de licenciatura de una de las candidatas, Yasmín Esquivel Mossa.

El escándalo surgió el 21 de diciembre de 2022, cuando el portal Latinus reveló que el trabajo presentado por la ministra en 1987 para recibir como licenciada en derecho, era prácticamente igual a uno presentando en 1986. Esquivel ha defendido su tesis, alegando ser original y de su autoría, sin embargo, las investigaciones probaron lo contrario y no se descartaba su renuncia para el cargo.

Durante la noche del 30 de diciembre, la ministra dijo haber aportado pruebas a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) demostrando su honradez académica. Una de sus pruebas era una fe notarial en la cual el alumno Édgar Ulises Báez, reconocía haber tomado extractos de la tesis de Esquivel. Sin embargo, en entrevista con el reportero Juan Carlos Rodríguez, el abogado desmintió la declaración de la aspirante a la presidencia de la SCJN.

Cinco candidatos se han postulado para relevar a Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Además de Esquivel, se presenta la ministra Norma Piña, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Javier Laynez Alberto Pérez Dayán. Solamente los 11 integrantes del pleno decidirán a su próximo presidente, por lo cual se espera una votación larga que también será tensa tras las acusaciones contra Yasmín Esquivel.

Tras darse a conocer el «supuesto plagio», el conflicto aumentó con las declaraciones del presidente Andrés Manual López Obrador, donde defendía el supuesto plagio como un asunto de juventud. Miembros de la oposición señalaron a la ministra como la candidata de López Obrador, algo negado por él mismo, pero aseguró ser un golpe dirigido contra su gobierno por periodistas corruptos.

Para el 26 de diciembre el conflicto seguía presente y AMLO no tuvo otra más que reconocer las evidentes coincidencias entre ambos trabajos. Sin embargo, pidió a la UNAM dictar quién era el plagiador y el plagiado antes del día de la votación.

La máxima casa de estudios llamó a declarar a los supuestos implicados el 28 de diciembre. Posteriormente, señaló que de forma preliminar daba por original la tesis de Báez, pero tras la presentación de pruebas la UNAM decidió esperar a emitir un veredicto.

Con la reputación y honorabilidad tanto de la UNAM como de la Suprema Corte de Justicia de la Nación pendiendo de un hilo, medios internacionales han estado observando el desarrollo de la elección y de la resolución por parte de la máxima casa de estudios.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: