home Legislativas Pleno aprueba reformas para que jefe del SAT cumpla requisito de título profesional en áreas afines

Pleno aprueba reformas para que jefe del SAT cumpla requisito de título profesional en áreas afines

 La Cámara de Diputados aprobó el dictamen a la minuta que reforma el artículo 13 de la Ley del Servicio de Administración Tributaria, para que el jefe de ese órgano desconcentrado cumpla con el requisito de contar con título profesional en las áreas de derecho, administración, economía, contaduría o materias afines, con una antigüedad mínima de 10 años, expedido por autoridad o institución legalmente facultada para ello.

La reforma, avalada con 409 votos a favor y 41 en contra, y remitida al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales, también establece que el titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT) debe tener experiencia probada y estudios en materia fiscal, aduanera, financiera o alguna otra especialidad relacionada.

Asimismo, no deberá desempeñar durante el periodo de su encargo, ninguna otra comisión o empleo dentro de la federación, entidades federativas, municipios, alcaldías de la Ciudad de México, órganos autónomos constitucionales, organismos descentralizados, empresas productivas del estado, de participación estatal o de algún particular, excepto los cargos o empleos de carácter docente y los honoríficos; también estará impedido para ejercer su profesión, salvo en causa propia.

El documento señala que es responsabilidad del SAT aplicar la legislación fiscal y aduanera, a fin de que las personas físicas y morales contribuyan de manera proporcional y equitativa al gasto público.

Ello implica que los servidores públicos que ahí laboran cuenten con un alto nivel de profesionalización y especialización, principalmente su titular, ya que debe velar por que ese órgano desconcentrado realice sus atribuciones con eficiencia y eficacia. También debe poseer destrezas técnicas altamente reconocidas y asumir un gran liderazgo para enfrentar los retos fiscales que tanto afectan a México.

Resalta que los requisitos que se plantean en la reforma, son equiparables a aquellos que se solicitan en otros cargos públicos de alto nivel de responsabilidad, entre ellos, la Comisión Federal de Competencia Económica, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y las comisiones Nacional de Hidrocarburos y Reguladora de Energía, entre otros.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputada Patricia Terrazas Baca (PAN) consideró que los atributos establecidos en la reforma, son acordes para garantizar a los ciudadanos la actuación que se espera del titular y van en el camino correcto para la profesionalización de la administración pública.

“El reto para fortalecer, innovar y hacer más eficiente la recaudación de impuestos e impulsar el debido cumplimiento de las disposiciones fiscales y aduaneras, no solamente corresponde a una cultura de cumplimiento de los contribuyentes, sino también implica contar con funcionarios públicos con un alto nivel de especialización y experiencia que garanticen al Estado un mejor servicio público”, puntualizó.

El diputado Carol Antonio Altamirano (Morena) dijo que con la votación de hoy, culmina un proyecto originado en el Senado que versa sobre los requisitos para designar el titular del SAT, de manera que es obligatorio contar con un título profesional, con antigüedad de diez años y experiencia probada en materia fiscal, aduanera, financiera o afín.

“Nuestro reconocimiento al Grupo Parlamentario del PRI, al PAN, al PES, al PT, al Partido Verde y a todos los diputados de Morena, por acompañar este dictamen. Es una decisión muy sensata, aun cuando este es uno de los temas que habrán de discutirse, es muy significativo el ánimo democrático con que se está trabajando en la Comisión de Hacienda”, subrayó.

La diputada Cecilia Anunciación Patrón Laviada (PAN) señaló que el dictamen sin duda es el reflejo del sentir ciudadano, que manifiesta un claro hartazgo hacia gobiernos ineficientes e ineficaces, producto de su improvisación y que buscan más responsabilidad.

“Hoy se exigen servidores y funcionarios que además de ser honestos tengan los conocimientos y competencias para ejercer las tareas que la ley dispone para enfrentar los retos que el México actual presenta, eso buscamos con este dictamen, pues elevamos los requisitos para poder aspirar a un cargo público de tanta relevancia como es la dirección del SAT”.

Del PRI, la legisladora Anilú Ingram Vallines consideró que esta reforma no es menor, debido al papel medular de la política tributaria para la economía y desarrollo nacional, ya que el titular del SAT recauda impuestos, participa en asuntos arancelarios, fiscales y aduaneros, y representa a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en las controversias fiscales.

Destacó la necesidad de fortalecer el SAT para responder a los intereses de los mexicanos. “No podemos poner en riesgo instituciones fundamentales que han demostrado ser eficientes y parte esencial del país” por más de dos décadas, al facilitar el cumplimiento de obligaciones fiscales, disminuir la evasión y elusión, y reducir la carga administrativa en el pago de impuestos.

A nombre del PES, la diputada Adriana Lozano Rodríguez se pronunció a favor de la profesionalización del servicio público, porque dará certeza de los conocimientos fiscal, aduanero y financiero, beneficiando a los mejores perfiles para ocupar la titularidad del SAT, sin que implique violar el principio de igualdad en el acceso a la función pública.

“Es momento que el país premie a quienes mejor conocimiento tienen, habilidades, actitudes y valores para desempeñar un puesto, “dejando a un lado todos los favores políticos y compadrazgos”, expresó.

El diputado Benjamín Robles Montoya, del PT, consideró que una de las principales causas de la corrupción es que se da de arriba hacia abajo, de ahí la urgencia de que quienes van a dirigir instituciones como el SAT cuenten con la profesionalización para que lleven a cabo un recaudación justa y adecuada y no sea cómplice de fugas de ingresos encubiertas de los dineros de los trabajadores y empresarios honestos.

“Necesitamos directores y funcionarios que sean probadamente honestos, así como profesionales de experiencia necesaria para dirigir el SAT, pues es un organismo de alto impacto en las finanzas públicas y en el bienestar general”, manifestó.

Por Movimiento Ciudadano, el diputado Mario Alberto Ramos Tamez anunció que su voto sería en contra, porque el dictamen busca diseñar un traje a la medida de la propuesta de la nueva administración, al eliminar requisitos como exigir a los candidatos para encabezar el SAT haber ocupado cargos de alto nivel decisorio en materia fiscal o aduanera.

Enfatizó que no se puede pretender que a una dependencia tan importante se llegue a aprender, por lo que solicitó que se cumplan con los requisitos establecidos, de acuerdo con la relevancia que tiene esta dependencia. “Si aspiramos a que el país sea un recaudador eficiente, debemos robustecer los perfiles académicos y la experiencia técnica”.

El perredista Antonio Ortega Martínez coincidió en que este dictamen “es un traje a la medida”, pues no se señala que deben poseer un nivel específico y haber desempeñado cargos de alto nivel decisorio en materia fiscal y aduanera.

Apuntó que la redacción anterior era más congruente con el nivel de responsabilidad, al establecer el requisito de haber desempeñado, a lo largo de su trayectoria profesional, cargos de alta decisión en materia fiscal y aduanera. “Ello supone un buen perfil profesional, administrativo y técnico por encima del laxo nivel académico al que se enfatiza en la nueva redacción”.

El diputado Carlos Alberto Puente Salas (PVEM) mencionó que su voto sería a favor, pues el dictamen busca reforzar y ser más específicos en los requisitos de quien ocupará la titularidad de la administración tributaria.

Añadió que la persona que desempeñe dicha actividad deberá poseer una alta especialidad, experiencia y liderazgo que le permita enfrentar los retos fiscales que tanto afectan al país.

Durante la discusión, el diputado Marco Antonio Medina Pérez (Morena) estimó que no es garantía que quienes han ocupado puestos de alto nivel, estén avalados para las responsabilidades que demanda el SAT. El requisito actual es haber desempeñado ejercicios de gran calado decisorio; es decir, precisó, está orientado hacia funcionarios que ya han estado antes.

La diputada Maribel Martínez Ruiz (PT) consideró que si la capacidad fuera vasta, no se hubieran logrado 30 millones de votos por un cambio. “Se busca la profesionalización del dirigente de ese órgano financiero, ya que México tiene una eficacia tributaria del 11.7 por ciento, lo que nos coloca como el peor recaudador de América Latina. Es necesaria eficiencia y honestidad probada de quien pretenda encabezar el SAT”.

El diputado Benjamín Saúl Huerta Corona, de Morena, explicó que el SAT se ha caracterizado por ser “deficiente y corrupto, incapaz de detener la industria de facturas falsas”, además, continuó, no ha sancionado a ninguna de las más de nueve mil empresas fantasmas detectadas y usadas, incluso, por el mismo gobierno para evadir al fisco. “Para un Estado democrático, se requiere de una administración pública fuerte, que cobre los impuestos de forma equitativa y proporcional”.

El diputado Marco Antonio Andrade Zavala, también de Morena, señaló que votar a favor permitirá que lleguen ciudadanos honestos a estos cargos, además de estar titulados en materias afines desde hace por lo menos 10 años. “Es muy claro que actualmente el SAT no cuenta con la capacidad de cobrar impuestos a 39 millones de contribuyentes; el año pasado se condonaron 166 mil 479 millones de pesos, por sólo 40 mil 335 millones que pudo recuperar de los pasivos de ejercicios anteriores”.

Boletín de prensa

A %d blogueros les gusta esto: