home Legislativas Momento de trabajar en reconstrucción del vínculo de confianza entre sociedad y autoridades

Momento de trabajar en reconstrucción del vínculo de confianza entre sociedad y autoridades

La presidenta del Comité de Ética, diputada Marcela González Salas y Petricioli (PRI), sostuvo que es momento de trabajar en la reconstrucción del pacto social, es decir, en el vínculo de confianza entre sociedad y autoridades. 

Al instalar los trabajos de este Comité, la legisladora destacó que la incorporación diaria de los valores permite difundir la confianza, legitimidad y credibilidad en beneficio del Estado Democrático. 

Agregó que en la actualidad la labor legislativa carece de sentido si no se pone en el centro de su quehacer a los ciudadanos, de quienes la Cámara de Diputados está obligada a representar, promover, garantizar y respetar sus derechos humanos. 

González Salas y Petricioli explicó que el principal propósito del Código de Ética no es controlar la conducta de los diputados, sino salvaguardar la democracia y los derechos humanos y servir al interés público por sobre todas las cosas. 

Además, garantizar la integridad pública y evitar los conflictos de interés, así como ser un frente severo contra la corrupción y promover el desempeño de las funciones públicas con el mayor profesionalismo y transparencia, valorando la diversidad y el pluralismo político. 

Detalló que la cultura ética es parte primordial que contribuye a potenciar cuatro capacidades de la sociedad tales como el desarrollo, confianza, fortaleza de las instituciones y la participación ciudadana.  

“Si queremos lograr la confianza ciudadana debemos ser autocríticos. Hoy más que nunca México reclama unidad, demos un firme comienzo y hagamos lo mejor de nuestra labor y logremos estar a la altura del pueblo que representamos”. 

Por su parte, el coordinador del grupo parlamentario del PRI, diputado César Camacho, enfatizó que se debe generar una reconstrucción del punto de vista de los ciudadanos, respecto a los legisladores. “La gente necesita ver conductas, actitudes y decisiones que vayan en el rumbo que ellos están convencidos”. 

Hizo votos para que sea tiempo de los acuerdos políticos y del seguimiento de reglas, ya que las normas éticas suelen ser una fuente importante de las normas jurídicas. “Me atrevo a decir que una norma jurídica sin sentido ético no tiene ningún sentido o es eventualmente una regla técnica que también tiene su lugar en el mundo del derecho”. 

Enfatizó que de la ética “hay que imbuirnos todos y hay que hacer que las leyes se impregnen”. Se pronunció por que en este comité, si bien las individualidades son importantes, el trabajo en equipo haga que se potencien las cualidades y atribuciones de sus integrantes. 

La diputada Carolina Monroy Del Mazo (PRI) expresó que se tiene la enorme responsabilidad de reconstruir el prestigio parlamentario, “nos llevará mucho tiempo, pues se destruye en un segundo, pero la reconstrucción tarda tiempo”.  

Un Código de Ética como éste, afirmó, no pretende coartar la libertad de expresión, ni busca hegemonía en los puntos de vista sino busca el respeto entre los parlamentarios, así como cordura y congruencia. “La ética es el principio del deber ser. Este instrumento no debería estar, si cada uno se aplica a hacer lo que nos toca”. 

Afirmó que hoy la política y los partidos políticos están desprestigiados; por ello, dijo, los que hacemos leyes en las cámaras estamos obligados a ser ejemplares, así como los gobiernos de todos los órdenes. “Para prestigiar a la política se deben tomar las mejores decisiones y las que creamos sean las idóneas; hay mucho por hacer”.  

De Movimiento Ciudadano, el diputado Macedonio Tamez Guajardo expresó su beneplácito por la instalación del Comité de Ética y aprobación del código respectivo. Hizo votos para que “se logre enderezar y promover mejores conductas de los parlamentarios, mediante el uso correcto de las cosas, ahí está la clave para alcanzar el objetivo”. Apuntó que para ser éticos debe recordarse que la política se ejerce para hacer el bien y servir a los demás. 

La diputada de Nueva Alianza, Mirna Isabel Saldívar Paz, aseveró que la ética es un factor de concientización en los cambios sociales, la cual obliga a los legisladores a hacer una reflexión más profunda en sus decisiones porque son agentes de cambio y transformación de México al construir el andamiaje jurídico. Lamentó que el país haya retrocedido cinco lugares en el Índice de Percepción de la Corrupción en el 2016 respecto a la medición de 2015, “convirtiéndose en la nación de América Latina que más ha empeorado en términos de corrupción”. 

Por el PAN, la diputada Cecilia Romero Castillo apuntó que debe entenderse que la ética se vincula con la transparencia, austeridad y el orden, y que “ejercerla no tiene que ver con discursos sino con obras, hechos y testimonios”. Destacó que se tiene la responsabilidad de revindicar el ejercicio de la política para romper la actual brecha inercial que prevalece en su desempeño. Indicó que “se debe tener la capacidad de transmitir la cultura de que con cada cosa en su lugar se arreglan los problemas”. 

La diputada perredista, Olga Catalán Padilla, convocó a ser objetivos y partir de la crisis de credibilidad que prevalece entre la ciudadanía, la cual califica a los políticos con los peores índices. Con la instalación del Comité de Ética se dan pasos importantes, pero “la confianza no se da por un decreto, sino se gana y construye con hechos”, aseguró. Urgió a hacer cumplir el Código de Ética porque en la medida en que se ejerza se lograrán resultados tangibles. 

Por Morena, el legislador Ángel Antonio Hernández de la Piedra llamó a actuar con seriedad en el Comité de Ética, porque el fondo de esta responsabilidad es atacar la corrupción. “El gran problema del país es la terrible corrupción que impera acompañada por la basta impunidad”. Refirió la crisis de credibilidad y confianza de la ciudadanía, la cual está cansada de demagogia y airados discursos. El pueblo está muy dolido por los “moches” y cabilderos que propician el enriquecimiento ilícito al amparo del poder público. 

En su turno, el diputado José Alfredo Ferreiro Velazco (Encuentro Social) subrayó que la política tiene que cambiar, no puede estar basada en el descredito de otros; “le  estamos haciendo daño al país”. Estimó que este comité ayudará de manera importante, ya que la gente pide que se le hable con la verdad y predicar con el ejemplo.  

Por el PVEM, el diputado Javier Octavio Herrera Borunda señaló que la ética es el uso correcto de las cosas y obedece a una obligación que tiene el ser humano de buscar un perfeccionamiento en su actuar. Hizo votos para que el comité logre objetivos de gran calado y se pronunció porque el nuevo órgano sea dinámico, abierto y logre “cosas muy reales con nuestra propia conducta”.  

El diputado Francisco Javier Santillán Oceguera (PRI) indicó que se deben eliminar los comportamientos que avergüenzan a las instituciones. “Ese es nuestro propósito fundamental y un código de ética es una necesidad de la sociedad. El objetivo es combatir la corrupción, las acciones deshonestas pero sobre todo, dar oportunidad a la sociedad de evaluar qué es lo que le conviene de cada partido”. 

También del PRI, la diputada Martha Sofía Tamayo Morales propuso reconocer a los legisladores que cumplan con su deber, ya que ese compromiso es la ética en práctica. “En lugar de descalificar una célula, en este caso el comité, prefiero sumarme a que con la acción se alcancen objetivos planteados”, comentó. 

El diputado Hernán Cortés Berumen (PAN) afirmó que “hay un descontento absoluto con partidos políticos, diputados, senadores y todos los que trabajamos en el servicio público. El trabajo del comité será arduo porque tendrá que ser congruente; debemos preguntarnos si realmente hacemos lo que nos toca hacer o sólo simulamos porque hoy la sociedad exige resultados concretos.

Deja un comentario