home Legislativas México y Corea consolidan una sólida amistad y un potencial que los fortalece en el Siglo XXI

México y Corea consolidan una sólida amistad y un potencial que los fortalece en el Siglo XXI

“Cielito lindo” fue la frase que refrendó la milenaria amistad entre México y Corea, al ser escrita en hangul, alfabeto coreano, en el preámbulo de actuación del grupo artístico coreano MOAK, en la antigua sede del Senado, que estuvo presidida por el senador Miguel Romo Medina, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia Pacífico y por el ministro consejero de la embajada de la República de Corea, Jan Biong Yin. 

“México y Corea han construido, durante más de un siglo, una sólida amistad  que cuenta con un potencial enorme para consolidarse como una de las más fuertes del Siglo XXI, particularmente en la cultura”, afirmó Romo Medina. 

En el marco de la presentación de música tradicional coreana pansori, canto épico interpretado por una sola cantante y que cuenta una historia, en la cual representa las voces de todos los personajes, acompañado por un gosu o percusionista, quien toca un tambor en forma de barril. 

Otro de los géneros tradicionales musicales que se presentaron está basado en el pungmul, es decir, música folclórica coreana de percusión, baile y canto, que forma parte de la vida cotidiana de la sociedad agrícola de Corea. Esta expresión está integrada por cuatro instrumentos diferentes que expresan los sonidos del trueno, la lluvia, las nubes y el viento: el kkwaenggwari (gong pequeño), el janggu (tambor doble en forma de reloj de arena), el buk (tambor) y el jing (gong grande). 

La música juega entre la tensión y la relajación mientras llega a su clímax, en tanto dos de los bailarines representan una lucha. 

A las expresiones musicales le siguió un desfile de modas que conjugó modelos modernos, con transparencias y texturas en papel, con la vestimenta antigua denominada en general hanbok, que significa “ropa coreana”, que fue utilizada de forma cotidiana hasta los años 50 del siglo pasado; cuando se introdujo la vestimenta occidental, durante la Guerra de Corea, de 1950 a 1953,  y se convirtió gradualmente en un atuendo para festivales y tradiciones. 

El senador Miguel Romo destacó que las culturas de México y Corea tienen características en común, pues como mexicanos sentimos orgullo de nuestra historia milenaria, la riqueza de la  gastronomía y música nacionales, así como de los majestuosos paisajes naturales y la calidez y amabilidad de la población. Todos estos rasgos se comparten con el pueblo coreano. 

“La cultura coreana, antigua y contemporánea, es simplemente amigable, por eso nos emociona conocer más de esta región a fin”, agregó. Refirió, además, que las economías de México y Corea registran amplias coincidencias en la agenda global, “constituimos una pieza clave en el rompecabezas global para combatir el proteccionismo económico que actualmente parece hacer eco en algunas regiones”. 

A lo anterior se agrega que Corea es el sexto socio comercial de México a nivel internacional y tercero en la región Asia Pacífico, potencializándose lazos en materia de turismo y ciencia. 

En lo anterior coincidieron el ministro Jan Biong Yin y la directora de la División de Cooperación Internacional en el Gobierno de la Provincia Jeonbuk-do, Song Iun Suk, al apuntar que el evento se realizó en el marco del 55° Aniversario de las Relaciones Bilaterales México-Corea; de la celebración del 112° aniversario de la primera migración coreana a México; y del 5° aniversario del Centro Cultural Coreano en México. 

Apuntaron que más allá de la conmemoración de fechas, son símbolos de amistad entre México y Corea que buscan el desarrollo de sus pueblos, por lo que expresaron su confianza en que será posible hacer más vigorosa y fructífera la relación entre ambas naciones. 

Las relaciones bilaterales se establecieron desde 1962, y hoy en día ambas naciones se encaminan como aliados estratégicos para ampliar sus sectores en materia de cooperación económica y  libre comercio, así como en el intercambio y respaldo de programas sociales para el desarrollo de sus respectivos pueblos. 

A partir del trabajo de equipos de alto nivel, coincidieron, ha sido posible avanzar en aspectos prioritarios, como la participación de empresas coreanas del sector energético en México y en proyectos de construcción de infraestructura del país. 

Ambos países también han decidido ampliar sus sectores de cooperación bilateral en sectores de alto valor añadido, como los médicos y de prevención de la salud, además de diversos intercambios culturales y deportivos.

Deja un comentario