home Legislativas Consolidar el Estado laico en Méxic o, uno de los retos de la actual generación

Consolidar el Estado laico en Méxic o, uno de los retos de la actual generación

Al inaugurar el foro “El legado de las Leyes de Reforma y los retos del Estado Laico en México”, el diputado Virgilio Caballero Pedraza (Morena) sostuvo que “la lucha por garantizar la laicidad del Estado aún no ha terminado. Es fundamental legislar atendiendo el interés público por encima de cualquier propósito privado en el marco del respeto a los derechos humanos”. 

Sin las Leyes de Reforma no se entendería la institucionalidad política y el funcionamiento del orden social existente en el país, donde la preminencia del Derecho consolida a sociedades más igualitarias capaces de reconocer la libertad de los ciudadanos y procesar los conflictos pacíficamente, resaltó. 

Al evocar la figura y legado de Benito Juárez en el México actual, el legislador refirió la importancia de la separación entre el Estado y la iglesia, cuyo origen respondió a la exigencia, que aún hoy debe inspirar el quehacer parlamentario para construir leyes que atiendan las necesidades sociales y no las particulares. 

Diego Valadés Ríos, constitucionalista e integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, apuntó que desde hace 205 años ha habido avances y retrocesos, pero en general ha triunfado el pensamiento progresista liberal mexicano sustentado por Benito Juárez. 

Ha sido un proceso cristalizado en leyes que garantizan la igualdad y la libertad a través de claros preceptos instaurados desde la época juarista como el matrimonio civil, el Registro Civil, la libertad de culto y el reconocimiento de los derechos humanos en reformas a la Carta Magna vigente, apuntó. 

El Estado laico en México no está consolidado y no debe desaprovecharse la oportunidad de continuar el proceso, iniciado en 1812 por los liberales mexicanos, ya que es obra inconclusa, que en términos históricos no es mucho tiempo al tratarse del devenir de una sociedad. 

Valadés Ríos convocó a ser optimistas para alcanzar ese objetivo, y tener la convicción de que en el futuro se va a alcanzar y, con ello, el respeto a los derechos individuales de los ciudadanos. Lo importante es que la reflexión no se quede en recapitulación académica, sino en una preparación para luchar por ese propósito. 

Desde la perspectiva constitucional, indicó que se registran siete etapas en la instauración del Estado laico mexicano, a partir de 1857 hasta la reforma de 2013, mediante el reconocimiento de los derechos humanos, caracterizado por un proceso evolutivo constante. 

Afirmó que “en el futuro se tiene la posibilidad de construir un Estado secular mexicano como gran aspiración”. 

Rubén Ruíz Guerra, director del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe de la UNAM, subrayó que desde la época juarista inició la construcción del actual marco jurídico del país, se sentaron bases para crear instituciones y libertades ciudadanas, a través de las Leyes de Reforma y otros preceptos que se han transformado a través del tiempo. 

Este bagaje jurídico se ha cristalizado en el establecimiento de los derechos humanos en la Constitución que nos rige, enarbolando principios fundamentales como la soberanía del pueblo organizado mediante sus instituciones. 

Refirió la importancia histórica de la separación del Estado con la iglesia, mediante la libertad de conciencia y culto, equivalente a que todos los ciudadanos son iguales y no tienen que obedecer a un poder distinto del Estado mexicano. 

Las Leyes de Reforma y todas las etapas legislativas, incluida la Constitución actual, están motivadas para crear una sociedad, cuyos individuos tengan derechos y obligaciones protegidos por las instituciones del Estado, donde se inserta la laicidad, donde “todos somos iguales”.  

Ruíz Guerra resaltó el papel de Juárez y los liberales que permanecieron junto a él; se negaron a negociar sus principios para no claudicar por intereses particulares. Espíritu que debe retomarse en el diseño y perfeccionamiento del marco jurídico que dé preminencia a los derechos humanos en un ambiente de libertad, esa es la aportación de esa generación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *