home Ejecutivo Ciudadanos deben participar en diálogo sobre ciencia: Álvarez Buylla

Ciudadanos deben participar en diálogo sobre ciencia: Álvarez Buylla

Libertad de investigación debe ir acompañada de compromiso social y respeto irrestricto de la riqueza biocultural

México, 4 Feb. (Notimex).- La directora del Consejo Nacional de Tecnología (Conacyt), Elena Álvarez Buylla Roces, consideró que la comunidad académica debe cerrar filas para que el diálogo en torno al sistema nacional de humanidades, ciencia, tecnología e innovación del país sea amplio y profundo.

En conferencia de prensa expresó su seguridad de que la mayoría de los investigadores quieren que su trabajo tenga sentido en favor de la nación, es decir, «hacer ciencia por Mexico” por mandato de la sociedad y del propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esto, añadió, implica rendición de cuentas, ejercicio austero del presupuesto, ética del servicio público y un claro, contundente y probado compromiso con la sociedad mexicana en el cuidado del ambiente y de la riqueza biocultural nacional.

“Yo no creo que los científicos estemos formados para simplemente cerrarnos, dar negativas o unificarlos en torno al status quo, a no cambiar, a no pensar, a no criticar constructivamente, a no construir a favor de este país”, expuso.

Sostuvo que el diálogo para ser constructivo debe partir de consensos y acuerdos entre la comunidad académica y científica para abonar a la fase constitutiva de los inicios de la cuarta transformación y que en este también debe participar la sociedad, pues también tiene derecho a conocer sobre los beneficios del quehacer científico.

Celebró la pluralidad del debate en torno a la política pública en la materia, en el cual insistió deben también ser invitados los ciudadanos que no se dediquen a estos rubros.

“El quehacer científico y tecnológico no es privativo de las comunidades que lo realicen, debemos romper este autismo, esta tendencia de los grupos de investigadores a cerrarse y no abrirse al diálogo”, sostuvo.

Álvarez Buylla Roces rechazó que la institución que preside esté en contra de la libertad de investigación y, por el contrario, destacó que uno de los ejes principales del nuevo Conacyt va en el sentido de procurarla.

“La investigación científica de frontera, con la cual estamos comprometidos en uno de los ejes principales de este de este nuevo Consejo, no puede ser si no es con plena libertad, esa es mi postura”, aseguró.

Señaló que en un primer análisis de la iniciativa de Ley de Humanidades, Ciencia y Tecnología propuesta por la senadora de Morena, Ana Lilia Rivera, queda claro que no se habla de tutelar investigación, sino de la observancia de los principios para que esta sea en beneficio de Mexico.

El quehacer científico, recalcó, amerita una reflexión muy profunda, un diálogo plural amplio, “es un aspecto en el que creo los ciudadanos tienen que decir en torno a cómo se va a llevar a cabo la política del Estado, no a las investigaciones, no a los investigadores, sino a la observancia de los principios con los cuales se debe regir el sistema nacional de humanidades ciencias tecnología”.

Recordó que el Conacyt no tiene facultades para presentar iniciativas de ley, pero prepara una opinión técnica de la ley actual, de la iniciativa presentada y de otras propuestas, punto por punto para que sea su contribución a este análisis que se iniciará en la Cámara de Diputados el próximo 6 de marzo.

“Lo que menos nos conviene como país y como comunidad científica académica de cara a la ciudadanía es confundir; lo aseguro, nuestra postura no es en ningún momento coartar la libertad de investigación que tiene que ir aparejada del compromiso social y del cuidado y respeto irrestricto del ambiente, de la riqueza biocultural y de los derechos humanos que son prioridad”, enfatizó.

Alvarez Buylla dijo que tanto el Foro Consultivo y Tecnológico como la Academia Mexicana de Ciencias están financiadas en su totalidad por el gobierno federal, y que se han hecho reuniones productivas con estas instancias, en particular con la segunda, para elaborar un plan nacional de vocaciones científicas o apropiación social de la ciencia.

A %d blogueros les gusta esto: