home Internacionales El BCE decidirá cambios en la orientación de su política monetaria

El BCE decidirá cambios en la orientación de su política monetaria

Fráncfort (Alemania), 21 jul (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) podría decidir mañana cambios sobre las indicaciones de la orientación futura de su política monetaria y plantear la transición de las compras de deuda por la pandemia de la covid hacia un nuevo programa a partir de marzo de 2022.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, dijo recientemente que en la reunión del 22 de julio discutirán cambios sobre la orientación futura de los estímulos monetarios y que los inversores deberían prepararse para cambios en las indicaciones sobre la orientación futura de la política monetaria.

Posteriormente, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, comentó que el Consejo de Gobierno decidirá pronto sobre la transición de las compras de deuda por la pandemia a otros programas de compras de bonos.

La economista alemana Isabel Schnabel, miembro del comité ejecutivo, dijo que el BCE puede reaccionar más despacio si sube la inflación con su nueva estrategia y que dado que los tipos de interés están tan bajos, el BCE intenta «reaccionar especialmente contundentemente» a impactos desinflacionarios, lo que «puede implicar un periodo transitorio en el cual la inflación supera moderadamente el objetivo».

El Consejo de Gobierno del BCE incrementó la semana pasada su objetivo de inflación hasta el 2 % a medio plazo, antes era una tasa cercana pero por debajo del 2 %, y mostró que será flexible y aceptará una inflación algo superior transitoria antes de actuar para no entorpecer el crecimiento.

El lunes las bolsas de todo el mundo cayeron con fuerza por el temor de los inversores a que la recuperación económica global se vaya a interrumpir debido a que la rápida propagación de la variante delta de coronavirus podría llevar a imponer de nuevo normas de distanciamiento social y a prohibir los viajes.

«La revisión estratégica no iba a ser sólo un ejercicio académico, este es el claro mensaje de los recientes comentarios de los miembros del BCE, incluida Lagarde», considera el director de tasas de interés y crédito de Commerzbank Research, Christoph Rieger.

Los analistas de UniCredit consideran que Lagarde dejará claro que el BCE va a mantener la expansión monetaria dado que la economía está en su límite inferior.

El economista jefe de AXA IM, Gilles Moëc, comenta que el BCE hará que su previsión «sea coherente con la revisión estratégica que presentó la semana pasada».

Pero «tendremos que esperar a septiembre o, incluso, a diciembre para tener claro cuánta flexibilización cuantitativa se volverá a poner sobre la mesa una vez que finalice el PEPP (las compras de deuda por la pandemia)», añade Moëc.

También es posible que los movimientos de la política monetaria en el futuro dependan más de los cambios en los datos de inflación reales que de cualquier mejora de las previsiones, según Möec.

El gestor de renta fija de A&G Germán García Mellado considera que «son varias las posibilidades que se abren, como el lanzamiento de nuevos programas con menor flexibilidad» o, «el más probable, el incremento de compras a través del otro programa vigente (APP) que en principio no tiene fecha de finalización».

García Mellado también pronostica que el BCE mantenga el ritmo de compras de deuda por la pandemia hasta septiembre y a partir de ahí lo reduzca, hasta completar los 1,85 billones de euros en marzo de 2022.

«Para entonces, el BCE ya habrá tenido que concretar como espera mitigar el impacto de la reducción de compras del programa de compras de pandemia», añadió García Mellado.

El BCE ha comprado hasta ahora bonos para afrontar la crisis por valor de algo más de 1,2 billones de euros.

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: