home Editoriales ¿Cuáles son las características de un abogado turístico?

¿Cuáles son las características de un abogado turístico?

¿Se requiere de capacidades especiales y habilidades jurídicas, comunicativas y personales especiales para quien desee asesorar en situación jurídicas en materia turística?

Como se podría clasificar el derecho, como una ciencia particular o específica o, por otro lado, totalizadora. Es muy cierto que muchos jóvenes que aspirar el estudio del Derecho se dejan llevar por las áreas más conocidas, que sin duda son la penal y la civil o familiar.

Sin embargo, una vez compenetrados en el estudio y análisis, los que hemos transitado por las aulas académicas estudiando el derecho, vamos descubriendo que el mundo resulta muy basto por las múltiples ramificaciones de las materias u objetos de estudio que difícilmente exista un profesionista que presuma el domino en todas las áreas del Derecho.

Hoy en día surgen nuevos campos de estudio por la explotación de nuevas áreas de desarrollo humano y social, como son las áreas de la informática, las redes y la nube de información que genera retos para temas complicados como los derechos de propiedad, de información y privacidad. Así como otras de gran innovación como el turismo no solo tradicional sino el digital que surgen de la proliferación de plataformas tecnológicas. Lo que implicará sin duda la necesidad de abogados en administración de alojamientos turísticos, que como especialistas ayude tanto a los prestadores de los servicios y los clientes del servicio a resolver las «litis» que surjan, así como asesorar tanto a las empresas como gobiernos en la generación de políticas públicas y privadas que satisfagan a todos los que tengan intereses jurídicos en este campo de desarrollo económico.

¿Qué implica un abogado en materia turística?

El campo turístico es muy complejo. Implica todo un conjunto integral de marcos jurídicos que van desde los civiles, penales, administrativos y hasta de derecho internacional privado ya que implica la infraestructura y las operaciones que van desde los contratos civiles y responsabilidades comerciales, así como también, la movilidad de personas que viajen a los sitios considerados turísticos ya sea nacionales o extranjeros.

Esta movilidad implica que los procesos legales deben ser mucho más rápidos, ya que no se trata de individuos involucrados que estén en habitando en la localidad en donde vacacionan. Lo más complicado al respecto, es el caso de la extranjería que únicamente están en los tiempos destinados para estar en sus vacaciones en la localidad.

Además, implica sobre este último, la necesidad de la asistencia consular como un requisito indispensable para garantizar el debido proceso y respeto a las normas internacionales.

Por lo cual es necesario que el abogado para atender a estos casos tenga un amplio conocimiento de las normas legales que se pueden aplicar en materia turística, así como la necesidad de saber desenvolverse de forma eficiente en la comprensión de las situaciones legales que surgen. Esto no solo implica por obviedad el conocimiento de los idiomas extranjeros, sino también la comprensión del conocimiento legal ya que las costumbres y procedimientos legales pueden ser muy diferentes entre las naciones.

A %d blogueros les gusta esto: