home Internacionales, Perspectiva de género Australia destina unos 600 millones de dólares para prevenir los asesinatos de mujeres

Australia destina unos 600 millones de dólares para prevenir los asesinatos de mujeres

Sídney (Australia), 1 may (EFE).- El Gobierno de Australia anunció este miércoles que destinará en los próximos 5 años unos 925 millones de dólares australianos (598 millones de dólares estadounidenses o 561 millones de euros) para prevenir las muertes de mujeres en incidentes de violencia doméstica o de género.

«La violencia contra las mujeres es una vergüenza nacional», dijo este miércoles la titular de Servicios Sociales, Amanda Rishworth, junto al primer ministro, Anthony Albanese, en una rueda de prensa en Sídney, al referirse a los feminicidios que se han registrados en su país, que han cobrado la vida de casi 30 mujeres en lo que va del año.

El millonario monto, que se anunció hoy tras una reunión de emergencia con líderes federales y estatales para abordar esta crisis, se destinará para el programa Dejando la Violencia, mediante el cual se atenderá las necesidades de las personas que huyen de situaciones de maltrato doméstico, dar apoyo financiero y otro tipo de ayudas.

Asimismo, el Gobierno anunció una serie de medidas para combatir la misoginia en línea, que incluyen futuras leyes para prohibir la creación y distribución sin consentimiento de pornografía generada con tecnología artificial en el internet profundo, así como la publicación de información íntima con el fin de causar daño.

También dará inicio a un programa piloto en torno a las restricciones al acceso de menores a contenidos pornográficos en línea, especialmente los violentos, entre otras medidas y campañas en internet con el fin de promover las «relaciones respetuosas» entre hombres y mujeres.

«Las relaciones disfuncionales perjudican a toda la sociedad. Se trata de que avancemos todos, toda la sociedad, y una forma de hacerlo es abordar estos problemas intergeneracionales», precisó el primer ministro laborista.

Albanese, que asumió el poder en 2022, implementó ese año un Plan Nacional para Acabar con la Violencia contra Mujeres y Niños, de diez años, que ya cuenta con una dotación de unos 2.300 millones de dólares australianos (1.488 millones de dólares estadounidenses o 1.395 millones de euros).

El mandatario participó el domingo -junto a la ministra para la Mujer, Katy Gallaher, y otros miembros del Gabinete- en una marcha contra la violencia de género en Camberra, en el marco de las protestas de miles de personas que se congregaron este fin de semana en varios puntos del país pidiendo acciones contra las violencia contra las mujeres.

Esas protestas se producen después de las muertes de decenas de mujeres en manos de sus exparejas, así como el apuñalamiento perpetrado por un hombre con esquizofrenia el 13 de abril en un centro comercial de Sídney, que se saldó con la muerte de seis muertes, incluidas cinco mujeres, así como del atacante.