home Internacionales Alemania refuerza las restricciones de armas y la vigilancia financiera para frenar a la ultraderecha

Alemania refuerza las restricciones de armas y la vigilancia financiera para frenar a la ultraderecha

Por Thomas Escritt

BERLÍN, 13 feb (Reuters) – La ministra alemana del Interior, Nancy Faeser, presentó el martes una serie de medidas que van desde el refuerzo de la vigilancia financiera y la detección precoz de las denominadas «botnets» hasta el endurecimiento de los controles sobre las armas de fuego para hacer frente al auge de la extrema derecha que ha asustado al país.

Las medidas reflejan el nerviosismo generalizado ante la posibilidad de que el partido ultraderechista AfD, Alternativa para Alemania, se convierta en el mayor partido en varios parlamentos estatales este año, impulsado en parte por el descontento por una economía sombría y unos servicios públicos sobrecargados.

«Queremos utilizar todos los instrumentos del Estado de derecho para proteger nuestra democracia», dijo Faeser en un comunicado. «Queremos desarticular las redes de extrema derecha y arrebatarles sus fuentes de ingresos y sus armas».

Las leyes sobre privacidad han obstaculizado la capacidad de los servicios de seguridad para vigilar los flujos financieros hacia grupos extremistas. Una nueva ley les permitirá examinar los flujos financieros si existe «peligro potencial».

El Ministerio del Interior también creará una nueva unidad de detección precoz de «botnets» —redes de ordenadores infectados— con respaldo extranjero que «intentan manipular la libre formación de opiniones» de cara a las elecciones regionales y europeas de este año.

Las medidas también incluyen la prohibición de armas semiautomáticas y la prohibición de poseer armas a los miembros de organizaciones sospechosas de ser de extrema derecha. Los funcionarios públicos de extrema derecha podrán ser despedidos más fácilmente.

Otra medida incluye las normas que rigen el nombramiento de los jueces del Tribunal Constitucional en la Constitución, de difícil modificación, con el objetivo de proteger la independencia del máximo tribunal y evitar el debilitamiento de la democracia.

Alemania pasó gran parte de la posguerra intentando recuperar la respetabilidad internacional tras los crímenes genocidas cometidos por los nazis bajo el régimen de Adolf Hitler en las décadas de 1930 y 1940, por lo que el ascenso de las fuerzas de extrema derecha en el país resulta especialmente delicado.