home Editoriales ¿Tiene España que pedir perdón a México?

¿Tiene España que pedir perdón a México?

Desde que inició su sexenio, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido que los mexicanos nos merecemos una disculpa o solicitud de perdón por los horrores de la conquista y de los 300 años de colonia de país Ibérico durante el periodo histórico comprendido entre 1519 a 1821.

Un hecho real que no podemos discutir es que nuestra cultura mexicana tiene una base y fundamento sincrético. Es decir, surge nuestra nación de la unión y fusión de elementos culturales que aportaron tanto los pueblos originarios y autóctonos.

Sin embargo, es necesario establecer que en este territorio donde hoy está México antes de la llegada de los españoles existían una serie de pueblos que, aunque compartían elementos culturales, poseían identificaciones propias que no propician que existiera una unidad cultural y menos jurídica como para suponer que sea un antecedente directo de la nación mexicana.

De hecho, México nace como país legalmente constituido hasta el año de 1824 cuando se firma la Acta Constitutiva de la Nación Mexicana. Tres después de firmada la Independencia de México.

¿Cuáles son las aportaciones que son herencia directa de la España en nuestro país?

No hay duda de que hay una tradición jurídica que no podemos negar. De hecho, en los tiempos de la Nueva España con el dominio del Imperio Español los habitantes del futuro México conocieron la importancia de una Constitución por la creación de Constitución de Cádiz. Inclusive nuestras plazas centrales de las capitales de las entidades federativas que entonces existían llevan por nombre “plaza de la constitución” en remembranza del ordenamiento legal proporcionado por la península Ibérica.

Luego entonces, pedir una disculpa o perdón por hechos consumados, resulta un absurdo que no abona al entendimiento entre dos pueblos y naciones que participan de manera activa en el concierto global de naciones.

Porque España y México son dos naciones que ya superaron los hechos de la conquista y de la colonia para ver hacia adelante y ser coparticipes en el entendimiento y colaboración como países hermanos.

Nos sigue uniendo, por ejemplo, el idioma español donde se reconoce la valía normativa de la Real Academia de Lengua Española aun y con las variables idiomáticas particulares que enriquecen la diversidad lingüística en la expresión del español en nuestro país.

Otro aspecto que nos asemeja, por haber sido una herencia de los españoles, es un sistema jurídico y normativo con conceptos en diferentes áreas penales, administrativas, civiles y mercantiles.

De tal manera que un buen abogado mercantil en Madrid cuenta con una preparación teórica, ideológica y de derecho similar los que estudiamos la misma materia jurídica en nuestro país. Podrán existir sus diferencias que surgen de la adaptación de los principios y preceptos legales a los contextos particulares y las experiencias de vida de cada nación.

Por lo cual, hay más razones que nos hermanan en lugar de dividirnos y polarizarnos. Es por ello, que hay mexicanos con un mayor sentido de conciencia histórica y actual que no entendemos los motivos de exigirle a España una disculpa y perdón.

Somos naciones hermanas que compartimos un etapa que común y una herencia que nos fundamenta a ambas como las naciones que hoy actualmente somos.

A %d blogueros les gusta esto: