¿Necesito a un buen abogado?

Dicen que en la vida tenemos que tener a nuestro lado a tres tipos de personas: a un sacerdote, un contador y un buen abogado. El primero para la pureza del alma, el segundo para la sanidad de las finanzas personales y el último, para reforzar el trabajo de los dos anteriores. No hay duda …