home Perspectiva de género Si las mujeres no son reconocidas en las estructuras de poder, necesitamos redefinir el poder no a las mujeres

Si las mujeres no son reconocidas en las estructuras de poder, necesitamos redefinir el poder no a las mujeres

“La igualdad de género es en esencia una cuestión de poder”, ha afirmado este lunes el Secretario General de las Naciones Unidas durante la inauguración del Sexagésimo tercer período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que se celebra en la sede de la ONU en Nueva York del 11 al 22 de marzo.

Antonio Guterres recordó que, en un mundo dominado por hombres, la figura de la mujer ha sido sistemáticamente marginada, silenciada e ignorada.

Como ejemplo de esta situación, citó la obra de la catedrática de Cambridge Mary Beard, quien sostiene que las “profundas raíces patriarcales de la cultura occidental ayudan a explicar los profundos desequilibrios de poder actuales”. Guterres añadió que la misma coyuntura se puede aplicar a otras regiones del mundo.

Para cambiar este escenario volvió de nuevo a la figura de Beard al indicar que “si no se reconoce a las mujeres como parte de las estructuras de poder, seguramente lo que necesitamos redefinir es el poder en lugar de las mujeres.”

La regresión en los derechos de las mujeres

Pese a que el nivel de movilización de los defensores de la igualdad de género se sitúa a un nivel inédito anteriormente, el Secretario General alertó sobre los retrocesos en los derechos de las mujeres calificándolos de “profundos, omnipresentes e incesantes”.

Entre estas regresiones citó los asesinatos de mujeres, el acoso en la red, la violencia doméstica, la mutilación genital femenina, la desigualdad en el ámbito laboral y una amplia y persistente brecha digital.

A todos estos problemas añadió que las agendas nacionalistas, populistas y las políticas de austeridad “están desgarrando el tejido social”, a través de medidas que incrementan la desigualdad, dividen a las comunidades y limitan los derechos de las mujeres.

“Tenemos una pelea entre manos. Y es una lucha que debemos ganar, juntos. Así que digámoslo alto y claro: No cederemos terreno. No volveremos atrás. Presionaremos contra el retroceso. Y continuaremos presionando”.

Objetivo: la paridad de género

Acto seguido indicó que las Naciones Unidas están bien encaminadas para lograr la paridad de género en todos los puestos de alta gestión para el año que viene y en toda la Organización el año 2028, pese a las voces críticas dentro del sistema de la ONU.

A su vez, aclaró que lograr esta igualdad no es solamente una cuestión numérica, sino que es bueno para todo el mundo como demuestra su presencia en los procesos de paz, ante las mismas oportunidades laborales, o cuando forma parte del núcleo de la asistencia humanitaria.

“En pocas palabras, cuando excluimos a las mujeres, todo el mundo paga el precio. Cuando incluimos a las mujeres, el mundo entero gana”.

En relación con el tema central de esta nueva edición de la Comisión sobre Sistemas de protección social, acceso a los servicios públicos e infraestructura sostenible para la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, volvió a mencionar la importancia de las relaciones de poder.

“Sabemos que las mujeres deben participar en igualdad de condiciones en todos los aspectos de la sociedad.  Así es como construimos un mundo mejor. Esto significa cambiar las relaciones de poder, cerrar las brechas, abordar los prejuicios, luchar para preservar las conquistas ganadas con tanto esfuerzo y ganar cada vez más terreno.

Sobre todo, significa creer y nunca, nunca, darse por vencido”, finalizó.

No excluir a la mitad de la población

Previamente, la presidenta de la Comisión, la diplomática irlandesa Geraldine Byrne Nason, destacó la importancia de las 62 sesiones previas y que, ante la preparación del 25 aniversario de la Plataforma de Acción de Beijing y el décimo de ONU Mujeres, hay que acelerar seriamente el ritmo para lograr la paridad.

“En la actualidad menos del 7% de jefes de estado y de gobierno son mujeres, solamente 1 de cada 4 parlamentarios a nivel global son mujeres y de los 193 estados miembros de la ONU solo 46 Gobiernos decidieron que una mujer fuera su representante permanente”, destacó Byrne.

Por su parte, la presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa, recordó que “el mundo no será mejor si seguimos excluyendo a la mitad de la población” al tiempo que reconoció el papel central de la Comisión “para transformar esta realidad”.

Espinosa resaltó la importancia de discutir los temas de financiamiento, rendición de cuentas y la participación de las mujeres. “Serán críticos en las discusiones de estas dos semanas”, apuntó.

Ante los múltiples desafíos a los que se enfrentan las mujeres, Espinosa destacó que se puede facilitar el camino si se incrementa la participación de las mujeres en la política y en el poder.

Por ese motivo, convocó para mañana un evento de Alto Nivel de mujeres en el poder al que calificó de “día histórico y un nuevo momento para revitalizar nuestra agenda por la igualdad. El tiempo apremia y debemos actuar cuanto antes”, resaltó.

Boletín de prensa de la ONU

A %d blogueros les gusta esto: