home Daniel Moisés Alcasio Guerrero Seamos pacientes, aún faltan cambios por hacer

Seamos pacientes, aún faltan cambios por hacer

El proyecto de constitución de la Ciudad de México es una etapa en la que se hacen muchos cambios, nuevas inclusiones, y sus criterios ante el sector que más nos interesa, es decir, el social donde los habitantes del antes Distrito Federal tendrán que adecuarse y sujetarse a las nuevas disposiciones, en este tema determinaremos que beneficio o perjuicio tiene que valorarse para el nuevo concepto de Ciudad de México.

Considero a mi humilde opinión que Ciudad de México es un sector en donde bastantes grupos sociales tienen un pensamiento muy distinto al que tenemos en otros Estados de la Republica, como lo es por ejemplo el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo, desde ya hace algún tiempo no dudo que cuando empezó a tomarse este tipo de cultura, los habitantes de CDMX percibían esta modalidad que ahora desde el punto de vista de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se regula no solamente para el tema de matrimonio, sino también para el tema de adopción que comprende muchas disposiciones e interpretaciones que han salido a la vida practica en el Sistema Jurídico Mexicano, pero bueno, el tema que estamos tratando esque la percepción que llegaron a tener los habitantes fue como actualmente lo vemos ahora en cada Estado de la Republica, y ahora que adoptan esta modalidad es algo totalmente normal para ellos, si yo en mi Estado veo que personas del mismo sexo deciden casarse, la percepción que tengan los habitantes de mi Entidad Federativa será algo totalmente desconocido, inculto e inimaginable, ahora con una regulación de este tipo sería aún más criticable por todos los sectores, empresarial, político, jurídico y social.

Me atrevo a expresar que los habitantes de CDMX tienen muchas cosas de las cuales nosotros tenemos que aprender de ellos, e igualmente decir que los capitalinos no son gente de segunda, hay mucha gente respetable en CDMX que también tiene su opinión de los que venimos de otros Estados, su ritmo de vida es muy acelerado, para llegar a sus trabajos, escuelas o casas tienen que salir desde mucho tiempo de anticipación del lugar de donde están hasta llegar su destino, utilizando el metro, taxi, uber, orugas, y otros medios de transporte, al final del día la población seguirá aumentando, la delincuencia será la misma, la seguridad tendrá el mismo código, los constituyentes son los mismos, unos hasta con licencia porque se saben de pies a cabeza la CDMX, pero el que se analice, discuta, debate y se cree una Constitución totalmente nueva, con las nuevas prácticas que realizan los habitantes del antes Distrito Federal, es un verdadero reto que fusionan todas las opiniones habidas y por haber en el Constituyente, si en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos desde su última creación hasta la fecha ha tenido bastante reformas, no dudo que una vez echada a andar esta nueva Constitución tenga también sus cambios.

A nosotros como nueva generación nos genera un doble compromiso, primeramente el saber cómo se está integrando el proyecto de Constitución en todos sus puntos de vista, desde el ciudadano hasta el político, y segundo como será aplicado en los casos concretos a los habitantes de CDMX, ¿De verdad el contenido de la Constitución no será contraria a derecho y cause violación a sus derechos humanos? , creo que por más estudiado, pulido y analizado el proyecto de Constitución tendrá sus lagunas legales, y al final del día es completamente normal porque es nuevo, pero lo importante esque veremos cómo será adoptado por los habitantes de CDMX.

Deja un comentario