home Legislativas Reforzar programas de Sedesol a favor de jefas de familia, para resarcir desigualdad social

Reforzar programas de Sedesol a favor de jefas de familia, para resarcir desigualdad social

Diputadas integrantes de la Comisión de Igualdad de Género urgieron a funcionarios de la Secretaría Desarrollo Social (Sedesol) a reforzar sus programas y estrategias de apoyo a las jefas de familia, responsables de la manutención de los hogares, ya que requieren ayuda social, alimenticia, económica y laboral, a fin de resarcir la desigualdad. 

La diputada Laura Nereida Plascencia Pacheco (PRI), presidenta de la instancia legislativa, refirió los trámites desgastantes que tienen que enfrentar las mujeres, tanto del campo como de las zonas urbanas, para solicitar créditos y desarrollar proyectos productivos.  

En particular, dijo, con la promoción de las artesanías, para evitar su abaratamiento. Explicó que muchos jóvenes, mujeres y hombres no quieren dedicarse a su fabricación, pese a que sus técnicas son apreciadas en el mercado internacional. Urgió a vincularlos con el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), para que comercialicen esos productos en mejores condiciones de precios. 

Durante una reunión de trabajo, los funcionarios de la Sedesol informaron a las legisladoras sobre ocho programas de apoyo a las mujeres y jóvenes, entre los que destacan las instancias infantiles; la venta de productos básicos, a través de Diconsa y Liconsa; la comercialización de artesanías, mediante Fonart; los apoyos que ofrece el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve); la promoción de empleo temporal a jornaleros agrícolas y acciones que benefician a adultos mayores.  

Plascencia Pacheco destacó la necesidad de que la Sedesol difunda entre la población las acciones que realiza y agilice las gestiones de ingreso de los niños a las estancias infantiles, para que sus madres tengan la seguridad de que sus hijos están atendidos mientras trabajan. 

Solicitó reforzar la estrategia de abasto popular de alimentos, porque el aumento de precios de los productos básicos impide que ofrezcan una buena nutrición a su familia, además de incrementar los puntos de venta en zonas de muy alta marginación.  

Resaltó la importancia de promover la estrategia Escuela-Trabajo, que impulsa el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), ya que los jóvenes, al concluir sus estudios superiores, enfrentan el difícil desafío de ingresar al mercado laboral.  

Por Movimiento Ciudadano, la legisladora Mirza Flores Gómez expresó su preocupación por los niños de 5 a 9 años que se quedan encerrados en sus casas mientras sus madres trabajan. ¿Qué puede ofrecer el Estado para construir una alternativa para ampliar el espectro de edad en las estancias infantiles manejadas por la Sedesol?, cuestionó. 

Reconoció la atención que ofrecen a menores de hasta 4 años de edad, pero pidió ampliar el rango de edad para garantizar el derecho que tiene la niñez a desarrollarse en un ambiente armónico. 

La diputada del PAN, Karina Padilla Avila, solicitó el porcentaje de madres adolescentes estudiantes que tienen a sus hijos en el sistema de guarderías que maneja esa dependencia federal. Respecto a los jornaleros agrícolas, pidió conocer el mecanismo para integrarlos a los apoyos y ser beneficiarios. 

También, la legisladora panista, Patricia García García, manifestó su preocupación por el aumento en el índice de suicidios juveniles, problema que se recrudece a nivel nacional y requiere de una estrategia integral para combatirlo. Expresó la disposición de los diputados a difundir las diversas opciones para enfrentarlo. 

Urgió a apoyar a las mujeres campesinas, las cuales no son propietarias de la tierra, y pese a producir están en franca desigualdad de oportunidades, ya que no pueden acceder a los créditos. Solicitó diseñar un programa que simplifique los requisitos y coadyuve a que esta población ejerza su derecho y acceda a los apoyos financieros. 

Del PRI, la legisladora Delia Guerrero Coronado resaltó la necesidad de trabajar decididamente para “aterrizar” todos los programas sociales en beneficio de las mujeres.  

La legisladora priista, María Soledad Sandoval Martínez, solicitó el apoyo de la Sedesol para atender a la ciudadanía y pueda conocer las convocatorias y reglas de operación de los programas. 

Resaltó que las mujeres dedicadas a la artesanía de textiles y bordado requieren atención prioritaria para que puedan rescatar estas actividades y logren promoverlas en el mercado nacional e internacional, con el propósito de preservarlas. 

Por parte de la Sedesol, José Edmundo Ramírez Martínez, de la dirección general de Política Social de Estancias Infantiles, resaltó la alta prioridad del programa para cuidar a los niños de hasta 4 años. Aclaró que no es posible ampliar el espectro de edad, ya que el modelo es “cuidar” y no educar, ya que el preescolar lo brindan otras instituciones. Aseguró que el 93 por ciento de las mamás que gozan del servicio de estancias ha conseguido empleo o reanudado sus estudios. 

Áureo Zagal Flores, gerente de Supervisión y Participación Comunitaria de Diconsa, resaltó que el abasto rural de productos básicos en zonas estratégicas de alta marginación, mediante tiendas fijas y móviles, beneficia a cuatro millones 74 mil indígenas, de los cuales el 50 por ciento son mujeres. Se contribuye a la seguridad alimentaria en un 66.7 por ciento, a fin de reducir la desnutrición infantil, precisó. 

Irene Méndez Lucano, subdirectora de Adquisición y Comercialización de Artesanías de Fonart, afirmó que se alienta la venta justa de artesanías “sin regatear” el precio, para garantizar su rentabilidad en el mercado interno y externo. Resaltó la entrega de créditos hasta por 15 mil pesos, la promoción en ferias y la atención de la salud para reducir los riesgos en la fabricación artesanal. 

Horacio Tonatiuh Chavira Cruz, director de Salud, Equidad y Servicio a Jóvenes del Imjuve, refirió 16 acciones con enfoque de género, a través del programa de Articulación de Políticas Integrales de Juventud. Resaltó 23 convocatorias para diversas actividades, entre ellas, la de Escuela-Trabajo para vincular a los egresados de educación superior con las fuentes de empleos, así como una serie de becas con empresas privadas y dependencias federales para abrir nuevos negocios. Se reivindica el significado del arte para sumar a los jóvenes a la manufactura de artesanías y evitar que se pierdan. “El gran reto es trabajar en gremios de jóvenes”. 

José Miguel López Olvera, director general adjunto de Programas Sociales, comentó las acciones para fomentar el empleo temporal, entre quienes no tienen trabajo o se incorporen por primera vez al ámbito laboral. Aseguró que se apoya a medio millón de personas, cumpliendo la equidad de género, mediante la construcción de pisos firmes, techos, cuartos adicionales y fogones ecológicos, así como rehabilitación de escuelas. 

Alejandra Mendoza Durant, jefa del Padrón de Beneficiarios de Liconsa, apuntó que la prioridad es brindar a las familias más pobres leche fortificada a precio preferencial, con una amplia perspectiva de género para atender a niñas y mujeres adolescentes de 13 a 15 años preferentemente, debido a la incidencia de embarazos y pérdidas de calcio y nutrientes, después de los 45 a 59 años, mediante 9 mil 300 lecherías a nivel nacional.  

Margarita Sandra Saldaña Garnica, directora de Implementación Operativa a Grupos Prioritarios, Pensión para Adultos Mayores y Atención a Jornaleros Agrícolas, informó que a fines de 2017 los beneficiarios no tendrán que acudir a las oficinas de la Sedesol para comprobar su supervivencia, ya que personal de la dependencia los visitará en sus hogares, porque sus condiciones de salud les dificulta desplazarse.  

A los trabajadores migrantes, dijo, se les otorga apoyo económico, tres veces máximo al año, para que en sus viajes puedan vivir decorosamente mientras se emplean. 

María Isabel Madrid Pérez, directora de Vinculación Institucional y Normatividad, apuntó la prioridad en materia de género, ya que si el grupo que solicita el apoyo para iniciar un proyecto productivo se integra solo por mujeres que habitan en zonas rurales de alta marginación, la aportación que se les debe entregar es del 5 por ciento del total del monto del mismo.  

Refirió la incorporación de universidades públicas y privadas en el diseño de los negocios con perspectiva de igualdad de género, cuidado del medio ambiente y economía social.

Deja un comentario