home Editoriales Qué es y para qué sirve el concurso mercantil en México

Qué es y para qué sirve el concurso mercantil en México

La situación sanitaria que se atraviesa actualmente por Covid-19 lleva a las empresas a considerar participar en el concurso mercantil

 

NOTIPRESS.- De acuerdo con las leyes mexicanas, el concurso mercantil otorga un proceso judicial como quiebra, bancarrota o insolvencia. En este comparecen los acreedores del comerciante a reclamar sus derechos que deberán ser pagados conforme a la ley. Hasta octubre de 2020 se han registrado 21 solicitudes, un número muy cercano al cierre de 2019, faltando aún un trimestre para el cierre del año 2020. Esto solo termina siendo el reflejo de la situación económica ante el contexto de pandemia.

Según la Ley de Concursos Mercantiles, este proceso se divide en dos etapas: conciliación, proceso por el cual se logra la conservación de la empresa mediante un convenio suscrito con acreedores; y quiebra, cuando no hay marcha atrás y la empresa no cuenta con los activos necesarios para salir de esta situación.

Ante este panorama, especialistas de Costamalle-DFK, empresa mexicana enfocada en brindar soluciones integrales y personalizadas en administración, auditoria, consultoría legal y fiscal, compartieron con NotiPress recomendaciones a las empresas: lo primero que deben hacer para un proceso de concurso mercantil es tomarlo con calma, pues cada firma tiene sus complicaciones y deben entender cuál es la dirección que deben tomar.

Es importante evitar llegar a este concurso mercantil, ya que como empresa enciende un foco importante sobre la situación económica, financiera y de gestión. En este sentido, los expertos recomiendan siempre analizar la profundidad de la situación en función de hacer una negociación con los acreedores o partes involucradas, así como contar con un equipo especializado el cual permita gestionar de forma óptima los recursos de la empresa.

Hay tres razones por las que se puede considerar el concurso mercantil, por ejemplo, al presentarse un incumplimiento generalizado de pagos. Esta situación se da cuando la empresa tiene vencida la tercera parte de sus pasivos, es decir, no ha podido pagar esta proporción de su deuda con el acreedor o acreedores.

De igual forma, cuando la reforma financiera del país donde opera la empresa permite a las empresas acudir al concurso mercantil en el momento en el que la amenaza de incumplimiento generalizado se presenta en su panorama con peligro de concretarse en 90 días naturales. De igual manera, se puede considerar un concurso mercantil cuando la liquidez de las organizaciones se muestra deteriorada y la expectativa de la recepción de pagos en efectivo es insuficiente para cumplir el 80 por ciento de sus pagos vencidos.

Asimismo, es importante contar con una buena gestión en la administración y contabilidad en función de mantener la empresa, así como hacerla crecer y mantenerse como líder en su sector. Aunque la práctica ideal sería no caer en una situación que amerite recurrir a un concurso mercantil, es necesario saber qué es y para qué funciona dicho proceso en México.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: