home Legislativas Políticas públicas deben enfocarse en prevención y primeras fases del desarrollo del cáncer de mama

Políticas públicas deben enfocarse en prevención y primeras fases del desarrollo del cáncer de mama

El presidente de la Comisión de Salud, Elías Octavio Iñiguez Mejía (PAN), señaló que las políticas públicas deben enfocarse en la prevención y primeras fases del desarrollo del cáncer de mama, ya que en estas etapas se registra un nivel de supervivencia del 80 por ciento. 

Durante el Foro “Innovación en la Lucha contra el Cáncer de Mama Metastásico”, el legislador refirió que el cáncer metastásico lo padece cerca del 1.8 por ciento de hombres entre 60 y 70 años, por lo que es fundamental promover que no es una enfermedad exclusiva de las mujeres. 

Más de cinco mil mujeres fallecen al año en México a causa de este padecimiento, lo que significa que cada dos horas muere una mujer que no tenía conocimiento de padecer cáncer, precisó. 

Para la Cámara de Diputados, es un tema que no sólo le preocupa, sino ocupa; por ello, a través de políticas públicas se busca que el Ejecutivo lleve a la ciudadanía mecanismos de prevención y atención, y más recursos para tal fin, pues la primera causa de muerte es el cáncer de mama.  

Recordó que entre las acciones realizadas por el Poder Legislativo se encuentra haber aprobado la generación de un registro único de pacientes con cáncer.

La obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo para desarrollar cáncer, lo cual constituye un problema alarmante, ya que México posee el primer lugar en los dos primeros padecimientos a nivel infantil y el segundo sitio en adultos. Diseñar estrategias que fomenten la alimentación adecuada, es primordial para evitar que aumenten los casos de cáncer en la población, reiteró. 

Atender a pacientes en primeras etapas de la enfermedad, continuó, genera un costo aproximado de 75 mil pesos anuales, mientras que en fases más avanzadas alcanzan los 200 mil pesos; por ello, la importancia de la prevención y el diagnóstico temprano.

 Iñiguez Mejía informó que la Comisión de Salud trabaja en una iniciativa para que las empresas que motiven a sus empleados a realizarse estudios clínicos reciban incentivos. 

La secretaria de la Comisión, diputada Sylvana Beltrones Sánchez (PRI), enfatizó que es necesaria una política pública encaminada a un verdadero cambio en la cultura de la prevención, pues ya no son suficientes las campañas como “Tócate” o el mes rosa.  

“Se requiere de un trabajo intensivo enfocado a la atención de quienes padecen esta enfermedad, el cual debe ser digno y de calidad”. 

Otras acciones que se deben fortalecer son: formar especialistas; reducir costos de los medicamentos; abrir clínicas de cáncer en todo el país, y disminuir los tiempos de espera entre cita, diagnóstico y tratamiento. 

Asimismo, planteó que se puedan ejercer recursos privados en los institutos de salud pública, que exista un Plan Nacional de Cáncer y que los trabajadores tengan un día con goce de sueldo para realizarse estudios médicos rutinarios. 

El diputado Javier Octavio Herrera Borunda (PVEM) dijo que la prevención es la clave de la detección temprana, por lo que la realización de estos foros permite intercambiar ideas con el fin de construir temas de trabajo sobre este padecimiento.  

Comentó que este tipo de cáncer en etapa avanzada no es curable pero sí tratable; tiene que incluir atención integral, así como acompañamiento psicológico para la paciente y la familia. 

La diputada Araceli Madrigal Sánchez (PRD) expresó que la salud no tiene por qué abaratarse y los presupuestos deben de ser iguales o progresivos. “Tenemos una mayor expectativa de vida en México pero con qué calidad si no le apostamos ni invertimos a la medicina preventiva”, señaló.  

Agregó que las cifras sobre el cáncer de mama en México están creciendo en forma alarmante, y que “a quien invierte en prevención le sale más económico que el tratamiento, la curación y las pérdidas de vida”.  

Mayra Galindo, directora de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, resaltó que a pesar de los esfuerzos que se realizan para la oportuna atención de esta enfermedad, se estima que para el 2025 aumente en 50 por ciento, elevándose de 147 mil a más de 220 mil nuevos casos. “Esto puede ser evitable si se cuenta con medidas y presupuesto suficientes”. 

Coincidió en que es necesario contar con un Plan Nacional contra el Cáncer y promover la participación de la sociedad civil en las políticas públicas en la materia; además, tejer un canal de comunicación incluyente de todos los involucrados, a través de una plataforma que cuente con la información oficial e interinstitucional, pue sólo así se logrará brindar una mejor atención de los pacientes. 

Paula Cabrera Galeana, médico adscrito al área de Tumores Mamarios del Instituto Nacional de Cancerología (INcan) indicó que es necesaria una cobertura del cien por ciento para los casos de cáncer de mama, ya que de acuerdo con los índices de la OCDE se está por debajo de la media esperada. 

Señaló que cada paciente con cáncer gasta de su bolsillo la mitad de todo el costo del tratamiento, es por ello que se debe optimizar en la detección y atención temprana de cada uno de los tratamientos que se puedan percibir. 

Pedro Escudero, director de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Hospital de Oncología del Centro Médico Siglo XXI, expuso que el sector salud debe ser equitativo, eficiente, sustentable y garantizar que el servicio sea óptimo. Dijo que es fundamental que los pacientes tengan acceso a los mismos fármacos sin importar la institución. 

“Se debe garantizar la calidad del servicio que se presta ante este padecimiento ya que el sistema de salud está fragmentado; por ello, se deben asignar el medicamento y los tratamientos necesarios con el fin de certificar una mejor atención y calidad a las pacientes”. 

En tanto, Carlos Salazar, subdirector de Promoción a la Salud del ISSSTE, señaló que se debe fortalecer el primer nivel, la prevención, ya que de lo contrario no se puede hablar de una política en salud eficiente. 

Estableció que se deben buscar mejores recursos y partidas presupuestales y procesos de adquisición, para tener mejores equipos y medicamento que permitan brindar un sistema de salud adecuado para tratar este tipo de cáncer.

El presidente de la Sociedad Mexicana de Oncología, Samuel Rivera Rivera, resaltó que el cáncer de mama es una enfermedad que causa más de 5 mil muertes al año; la prevención no se puede quedar de lado, cuando se habla de cáncer porque combatirlo es el máximo objetivo.  

Asimismo los recursos en cuanto a oncología son muy escasos en el país y la infraestructura muchas veces es inadecuada para evaluar la enfermedad.