home Editoriales Operaciones virtuales son una realidad en el mundo global

Operaciones virtuales son una realidad en el mundo global

¿Cuáles son opciones para conseguir financiamiento para mejorar la capacidad de inversión y de poder adquisitivo?

En este mundo, que consolida la globalidad gracias a la tecnología y la capacidad de interacción humana no sólo en aspectos de relación humana, sino también, en áreas comerciales, legales y económicas, las posibilidades de encontrar mecanismos que nos ayuden a mejorar nuestra capacidad económica.

Es el caso del acceso a BROKERS. En el mundo tradicional un bróker es un agente que organiza las transacciones entre un comprador y un vendedor en ciertos sectores a cambio de una comisión cuando se ejecute la operación. Ejemplo de ello son los agentes de las casas de bolsas que tienen como función asesorar a posibles clientes que desean poner dinero en el mercado de valores con la esperanza de que la inversión produzca los mayores dividendos a favor.

Hoy en día, con la tecnología, el concepto de BROKER se ha expandido a los servicios que se ofrecen en línea para igualmente invertir en mercado de intercambio de valores que pueden ser desde metales preciosos, algunos otros objetos como granos, azúcar, entre algunos ejemplos. Como también acceder a otros valores más modernos como son las criptomonedas.

Ejemplo de ello es el sitio que podemos visitar en my trade mm que nos ofrece más información de lo que es un BROKER, en qué consiste y lo más importante información relacionada con la confiabilidad y seguridad de las operaciones.

Es muy importante señalar que los posibles inversores que deseen participar en estos negocios, consideren que aún falta mucho camino para recorrer en material legislativa, que permita darle mayor certidumbre a las operaciones financieras en línea.

Hay quienes afirman que el rezago en la legislación que no solo proporcione seguridad y certidumbre a las inversiones virtuales obedece más a los intereses de un sistema político sujeto y sumiso las presiones del sistema financiero bancario tradicional.

Es una realidad que con la virtualización de las inversiones abre las posibilidades, gracias a las herramientas tecnológicas, de que cada persona se convierta en su propio agente financiero sin pasar entonces por las vías institucionales. Lo que representa la pérdida económica de las comisiones que reciben los agentes institucionales.

Eso es uno de los atractivos que muchos han podido disfrutar, ya que los costos de este tipo de operaciones resultan muy bajos con la consecuente mejor y mayor dividendos de ganancia.

Lo que nos queda, hasta el momento, es confiar en la buena fe y en la reputación que podemos encontrar en la misma información en línea (my trade mm). Una combinación que debe ser tomada con las reservas y asumiendo el factor de riesgo.

Igualmente, se hace el llamado a las instituciones financieras, hacendarias y comisiones legislativas de los órganos parlamentarios a dar la certeza jurídica en este tipo de operaciones virtuales.

Seamos conscientes que son una realidad y una buena opción para mejorar el poder adquisitivo de muchas personas. Las instituciones bancarias deben ser más flexibles y abrirse a estos tipos nuevos de mercados financieros.

A %d blogueros les gusta esto: