home Daniel Moisés Alcasio Guerrero Mochila segura, debe provenir desde casa

Mochila segura, debe provenir desde casa

En el mundo jurídico cada día tenemos situaciones nuevas que no se encuentra contemplada en ninguna norma general, es por ello que la regulación de la conducta del hombre en sociedad proviene de racionalismo como ser pensante que desde la antigüedad tenemos escrito en la historia, señalo lo anterior toda vez que en semanas anteriores aconteció en la ciudad de Torreón el disparo por parte de un menor de 11 años a una maestra que ocasiono la muerte y varios heridos, entre ellos varios menores y un maestro, al grado de terminar el disparo el de apuntarse él mismo y ocasionar su muerte.
Resulta muy criticable que las escuelas implementen el programa mochila segura en las escuelas, ya que muchos padres de familia se encuentran en contra de llevar a cabo una inspección en lo que portan los alumnos al interior de los institutos escolares, particularmente antes de los sucesos acontencidos el día de la matanza, previamente el comité de padres de familia del colegio Cervantes habían declarado en contra realizar la inspección en los alumnos. Efectivamente voto a favor en que los padres que tienen un modo honesto de vivir y la educación que han forjado a los hijos no debe hacer dudar a las escuelas realizar una inspección de mochila, cuando no se tiene el temor de lo que se encuentra en los útiles escolares de los menores, sin embargo, ¿Cómo podemos determinar si una familia se encuentra en modo honesto de vivir y no dudar de lo que portan los hijos en las escuelas?, por lo que considero que tanto en escuelas públicas y privadas deba trabajarse con más dedicación las áreas de trabajo social.
Igualmente ¿De dónde adquirió el arma el menor de edad, sin que sus padres se hayan percatado de la portación de un arma con quién a la edad de 11 años debería de estar bajo su constante supervisión de ellos?; El problema viene a extremarse en que los derechos humanos aplicados a nuestro país no han sido ejecutados realmente en nuestras familias mexicanas, los menores tienen acceso a un universo de redes sociales en las que malos líderes o ídolos falsos los inculcan a actuar sin el consentimiento o permiso de sus padres, ya que el prohibir simplemente el acceso a las redes sociales o el internet es una violación a sus garantías, el jugar videojuegos que hoy en día la clasificación de cada uno no vale en lo absoluto ya que se violan garantías, ayudar a la casa es una cuestión de roles de estereotipos se violan garantías. Los padres de familia hoy en día no pueden decir un no a los hijos porque violan sus derechos humanos, ¿Les resulta correcto que los hijos manden a los padres?, no falta mucho para llegar a un grado de esa magnitud.
Son cuestiones que no derivan de las políticas públicas de un gobierno, ni una regulación para limitar el libre desarrollo de la personalidad de un menor, se trata de una regulación moral que deriva desde el seno familiar, que los padres se quiten el chip de ser demandados por un daño moral del “mal trato” que les dan a sus hijos, los infantes deben responder al llamado de los padres ya que son ellos mismos los que llevan el sustento a los hijos, si bien es una obligación de ellos dar alimentos a los menores, no significa que en los malos ratos deban de corregirlos sin llegar a los golpes que los lleguen a traumar.
Hago la siguiente reflexión, los seres humanos bajo las reglas científicas, naturales o religiosas, cualquiera que sea su preferencia, tenemos la capacidad sobre todos los demás seres vivos el uso de la razón, a medida de que avanzamos en edad, avanzamos en  madurez y por lo tanto avanzamos en pensamiento, y en cada etapa tenemos el poder de ver lo que es bueno y malo, y cuando sabemos que está bien y que está mal llegamos a la conclusión de que dependiendo del actuar será buena o mala la consecuencia y premiada o castigada por nuestra conducta, ya sea por un tribunal, por una deidad, o por nuestros maestros de vida, que son los padres.

A %d blogueros les gusta esto: