home Legislativas México y Hungría, naciones con historias distintas, pero coincidentes en luchar por la democracia

México y Hungría, naciones con historias distintas, pero coincidentes en luchar por la democracia

México y Hungría mantienen una lucha común por lograr una mejor democracia y aunque ambas naciones tienen historias muy diferentes, existen puntos de coincidencia en torno a la apertura y participación en la vida política, afirmó el secretario de Servicios Parlamentarios de la Cámara de Diputados, Juan Carlos Delgadillo Salas. 

En el marco de la visita de miembros del Parlamento Húngaro al Palacio Legislativo de San Lázaro -encabezados por el director general de la Asamblea Nacional, György Such-, expuso el contexto histórico y trabajo realizado por todas las áreas del recinto parlamentario. 

En el evento, al que también asistió el secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara, Delgadillo Salas detalló que el edificio es una construcción realizada hace 35 años y obedeció, entre otras razones, a los cambios políticos en nuestro país. “Por ejemplo, en 1977 atravesamos una gran reforma que incrementó el número de diputados de 280 a 400”. 

Ese crecimiento, continuó, “hizo necesario tener un nuevo espacio de trabajo; así fue que en 1982 se inauguró el recinto de San Lázaro y sólo 4 años más tarde, en 1986, creció a 500 el número de representantes populares”. 

Delgadillo Salas refirió que con la ampliación de la labor legislativa, surgieron centros especializados de estudio y el servicio profesional de carrera, a fin de apoyar a los diputados en su tarea de generar y reformar el andamiaje jurídico del país. 

Otro punto importante en la historia de la nueva etapa parlamentaria, expuso, tuvo lugar en 1997, cuando por primera vez un grupo político no logró la mayoría legislativa. 

A raíz de ese hecho, añadió, se modificó la estructura interna de la Cámara, lo que dio paso a mayor especialización de las distintas áreas. “Para ese momento, el contrapeso que ejercía la Cámara al Poder Ejecutivo se convirtió en una realidad”. 

Explicó que de manera progresiva se han creado los Centros de Estudio de la Cámara; institutos que aportan al trabajo de diputadas y diputados en materias como finanzas públicas, investigaciones parlamentarias, igualdad de género, desarrollo rural y opinión pública. A la par, se crearon la Biblioteca y el Museo Legislativo, que conservan archivos históricos con volúmenes que datan del siglo XVI. 

György Such agradeció la posibilidad que brinda México de conocer el funcionamiento del Congreso y expresó que estas reuniones sirven para enriquecer el trabajo legislativo de ambos países. 

En su país, precisó, el sistema legislativo es unicamaral; saber que México tiene dos Cámaras (senadores y diputados) le parece benéfico, y les brinda la posibilidad de aprender sobre el funcionamiento y el proceso legislativo. 

Mencionó que “a pesar del océano de por medio y aunque es mucha la distancia que separa ambos pueblos, la responsabilidad parlamentaria tiene los mismos principios, tenemos grandes semejanzas, que van desde los colores de nuestras banderas hasta nuestras tradiciones religiosas y el gusto por el fútbol”.

A %d blogueros les gusta esto: