home Perspectiva de género México, atrasado en equi dad de género; requiere cumplir tratados internacionales para alcanzarla

México, atrasado en equi dad de género; requiere cumplir tratados internacionales para alcanzarla

El presidente de la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, Jorge Triana Tena (PAN), afirmó que México aún se encuentra atrasado en materia de equidad de género, en comparación con países europeos y de América Latina, toda vez que continúa la cultura del machismo en el interior de la República. 

Al inaugurar el foro “Mujeres Contemporáneas MX: Todos Unidos en la Construcción de un País Incluyente”, el legislador indicó que se debe entender que no se trata de que los géneros se vean como adversarios, sino como un equipo y, para ello, es fundamental impulsar la igualdad y el empoderamiento del sector femenino. 

Afirmó que existe una carrera en la que ya lleva ventaja uno de los géneros, a pesar de que nuestro país tiene diversos tratados internacionales para poder alcanzar las acciones afirmativas que permitan terminar con la desigualdad entre hombres y mujeres. 

“Todos somos iguales ante la ley, así lo dice la Constitución. Por lo tanto, es necesario erradicar la discriminación en nuestro país. La realización de foros siempre van hacer una herramienta muy útil para lograrlo”. 

Sin embargo, reiteró que las exposiciones y palabras vertidas en este foro deben ser plasmadas en acciones y en la vida cotidiana para que ninguna mujer sea discriminada, no haya un feminicidio y ninguna se quede fuera de algún ámbito simplemente por ser mujer. 

“Ojalá que llegara el día donde no se conmemorara el día de la mujer y no tuviéramos qué hacer foros para empoderar a los géneros, ni existieran tratados internacionales para lograr la tan anhelada equidad”, expresó. 

María Waded Simón Nacif, directora general adjunta de Políticas Públicas de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), señaló que la violencia contra la población femenina es una problemática con muchas causas y consecuencias múltiples.

Apuntó que cuando se habla de la invisibilidad de la mujer y la violencia normalizada, lo que se quiere decir es que se están violentando los derechos humanos de este sector y se le quita de la capacidad para tomar decisiones, “simplemente porque se asume que este género no tiene la capacidad”. 

Mencionó que a las mujeres se les han asignado atributos ficticios como el de personas orientadas al servicio, tanto en lo laboral como en lo doméstico. En el primero de los casos, se le asignan tareas de cuidado de menores y adultos mayores, mientras que en el trabajo se les asigna principalmente la atención a clientes, lo que las hace sujetas a la ira de las personas, además de que sus ingresos son menores y, por tanto, la vulnerabilidad es mayor.

 Agregó que es necesario lograr que la mujer se sienta como un ser humano con pleno derecho y que los hombres asuman que tienen una mayor riqueza en su vida si las hacen participes en lugar de excluirlas. “No es un acto de bondad, sino de interacción”. 

La presidenta de la Comisión de Mujeres Empresarias, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Claudia Guzmán, dijo que es necesario hacer evidente la participación política ciudadana en los procesos de democracia de la Ciudad de México, debido a que en el 2009 las mujeres jugaron un papel determinante, con una participación del 9 por ciento en la brecha entre hombres y mujeres. 

En el 2015, esa brecha se incrementó 12.2 por ciento; en el 2018, estimó, será aún mayor, lo que representa que las mujeres jugarán un papel fundamental en el mecanismo de las elecciones del 2018, y se necesita que estén informadas y ejerzan un voto razonado, que realmente propicie un esquema de trabajo, seguridad y de paz social.  

Ninguna violencia de género disminuirá si no se propician condiciones de desarrollo económico para hombres y mujeres, si no generamos mecanismos que den a las mujeres la posibilidad de poder incluirse en un mercado laborar formal, indicó.  

Comentó que el feminicidio y la violencia contra las mujeres es un asunto que la sociedad civil debe atender sin tolerar ninguna manifestación de agresión contra ellas. Hay más asesinatos por feminicidios que por el crimen organizado, sostuvo.

El presidente de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho, Elías Huerta, señaló que hay mucho qué hacer en el país para poder estar en condiciones de una verdadera igualdad de género y se acabe con la violencia contra las mujeres. 

Indicó que esta lucha empezó en México en 1975 cuando por decisión del pleno de Naciones Unidas acordó celebrar a partir de ese año, cada 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer. En materia legal, apuntó, México es uno de los países más avanzados en igualdad contra las mujeres.  

La directora general de “Cerveceros de México. Cámara de la Cerveza”, Maribel Quiroga Fernández, subrayó que las instituciones públicas y privadas deben generar mecanismos para que las mujeres tengan acceso al trabajo y con salarios competitivos. 

Consideró necesario un cambio cultural en las mujeres; por ejemplo, “nosotras estamos a cargo de niños, enfermos y ancianos, porque asumimos así los roles, pero mientras eso no cambie, será difícil tener una equidad en la sociedad”. 

La presidenta de la revista Foro Jurídico, Janet Huerta Estefan, indicó que aún estamos inmersos en un sistema patriarcal, pero poco a poco se transita hacia el empoderamiento de la mujer. “Estamos en proceso de tomar nuestro lugar, y se debe ir más allá de sólo un debate entre hombres y mujeres; es necesario cambiar la mentalidad”.

 En su ponencia “Mujeres que se volvieron hombres para ser exitosas”, urgió redefinir el concepto de lo femenino y masculino para frenar la violencia que se ejerce tanto en contra de mujeres como de hombres, perpetuada por un concepto feminista que alienta el coraje y la crítica de las mujeres al esquema patriarcal que la ha convertido en víctima, sin empoderarla. 

Sostuvo que hace cien años inició la transformación de la humanidad al reincorporar lo femenino al quehacer cotidiano de los dos géneros, basado en la abundancia, la colaboración, las decisiones enfocadas en apoyo a la gente con objetivos claros. El reto es lograr que la mujer se revalore y se inserte en la vida profesional y laboral sin descuidar el desarrollo de la familia, expresó. 

El presidente de la Comisión de Jóvenes Empresarios de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México, Fernando Diosado Sánchez, indicó que es vital continuar los esfuerzos para alcanzar una verdadera igualdad entre mujeres y hombres. 

Consideró que “la principal violencia contra las mujeres son ellas mismas, pues hay una costumbre machista, pero de alguna manera avalada por ellas. Hay que romper con la tendencia de diferenciarnos entre géneros y pasar a ser un complemento”. 

El miembro de la Comisión Jurídica de la Coparmex, Gerardo Gámez Pacheco, apuntó que el papel de la mujer en el ámbito profesional es muy importante, y resaltó su participación en los Poderes de la Unión y otros cargos públicos. 

Asimismo, dijo, en la iniciativa privada, pues se debe luchar por incrementar la aportación de las profesionistas en puestos de altos mandos que, lamentablemente, continúa arraigado en hombres.

De la Comisión de Jóvenes Industriales de Canacintra, Dinorah García Sánchez, comentó que la juventud debe asumir sus compromisos para hacer frente a problemas que no le permiten desarrollarse profesionalmente. Es importante alzar la voz pero a través de propuestas y, como mujeres, tenemos la misión de lograr una auténtica autonomía, enfatizó. 

En el ámbito laboral, continuó, es relevante alcanzar el empoderamiento de la mujer; sin embargo, en muchos lugares aún se toma en cuenta la edad, y la mayoría de puestos directivos o gerenciales son otorgados a hombres. 

Nallely Santiago Díaz, integrante de la Comisión de Jóvenes Empresarios de la Coparmex, Ciudad de México, afirmó que la educación hacia la mujer debe centrarse en el autoamor, a fin de abatir la violencia, y sea ella misma la que se revalore e identifique como un ser capaz. En esa medida, precisó, logrará sus sueños y podrá abatir la discriminación existente en su contra sólo por el hecho de ser mujer, indígena, pobre o lesbiana, sin que sea educada sólo para tener hijos y educarlos. 

Luis Valencia, promotor de Gobierno Abierto, impulsado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), en la Ciudad de México, destacó la importancia de empoderar al ciudadano para que se involucre en la toma de decisiones del gobierno, donde la mujer adquiere un papel preponderante, ya que encabeza a las familias. “Es obligación de todos tomar conciencia y actuar para abatir injusticias en contra de la mujer y, en consecuencia, de la sociedad, asumiendo una responsabilidad para resolver los problemas”. 

Laura Paola Hernández, promotora de Gobierno Abierto en la capital del país, resaltó la urgencia de que las mujeres entiendan que tienen la libertad de elegir qué pueden hacer y qué quieren ser, con el propósito de que se empoderen y se nutran desde su energía interior. El concepto de feminismo no implica “poner el pie sobre el hombre”, sino sumarlo a una igualdad de oportunidades y responsabilidades, tanto en la actividad laboral como en la doméstica.

Deja un comentario