home Legislativas Legisladores de México y EU se reunirán en agosto para analizar la modernización del TLCA

Legisladores de México y EU se reunirán en agosto para analizar la modernización del TLCA

Al dar a conocer los acuerdos de la LIII Reunión Interparlamentaria México-Estados Unidos, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, diputado Víctor Manuel Giorgana Jiménez (PRI), señaló que en virtud de las próximas negociaciones del Tratado de Libre Comercio América del Norte (TLCAN), ambas delegaciones “estaremos reuniéndonos en agosto para hacer un seguimiento muy claro y puntual sobre la modernización del acuerdo trilateral”. 

Indicó que por primera vez, se alcanzó una declaración conjunta que compromete a un trabajo articulado, sistemático y que tiene que ver con la realidad y con seguir generando entendimientos, progreso y bienestar entre ambas naciones. 

“Con esto demostramos que Estados Unidos y México estamos hermanados. En medio del conflicto que pudiera haberse suscitado en las relaciones entre ambos países, hoy estamos aquí, sellando pactos de entendimiento y de hermandad”, afirmó el también Jefe de la delegación mexicana. 

La diplomacia parlamentaria, recordó, es un importante instrumento para acercar a las naciones a través de sus Congresos. “Con esta reunión parlamentaria damos muestra de cómo sí encontramos México y Estados Unidos espacios para el diálogo, para los entendimientos, para la comprensión que nos permiten, de manera respetuosa, construir puentes de acercamiento sin dejar de reconocer las realidades internacionales y particulares de cada nación”. 

En un mensaje conjunto con Michael McCaul, jefe de los representantes estadounidenses, Giorgana Jiménez subrayó que la declaración final compromete, entre otras cuestiones, a la integración de un equipo o grupo de trabajo, que se reunirá periódicamente para darle seguimiento a los acuerdos que se han suscrito. 

Expresó que la declaratoria contiene compromisos claros y concretos que cada nación deberá asumir en materia de migración y seguridad humana, y “en donde manifestamos el interés en que se respeten los derechos humanos de los migrantes, particularmente, durante estos procesos de repatriación y de tensión”.

En relaciones económicas y comerciales ha sido muy claro que el Tratado de Libe Comercio deberá modernizarse, entendiendo que es un instrumento que se deberá conservar con los beneficios que ha tenido en ambas naciones. 

Sobre seguridad, añadió, se debe considerar la cooperación entre ambas naciones que reconoce el carácter multidimensional de la propia seguridad así como la transversalidad que ésta implica. Y se debe contemplar a la frontera como punto de encuentro de ambos países que obliga “por su propia condición de desarrollo y potencial de crecimiento a ser un trabajo conjunto”. 

A su vez, Michael McCaul, enfatizó que el TLCAN no será derogado; sin embargo, se tiene una gran oportunidad para modernizarlo para el beneficio mutuo de los dos países. 

Subrayó que el tratado comercial puede “ser ampliado de acuerdo con la economía digital, y también modernizando nuestros intereses energéticos”. 

Afirmó que durante esta discusión bilateral “hay mucho más que nos une, que aquello que nos divide y tenemos una responsabilidad conjunta en relación con muchos de los asuntos bosquejados en el documento que firmamos”. 

En este sentido, detalló que se posee una responsabilidad compartida y de corresponsabilidad en relación con la seguridad, así como para implementar una alianza mutua en relación con asuntos energéticos y con la promoción de Pemex. 

El congresista McCaul sostuvo que la delegación que representa “valoramos a México como uno de nuestros socios comerciales más grandes. Su economía está entrelazada con la nuestra, también su prosperidad y su seguridad”. 

Se pronunció por continuar esta profunda relación y con ello plantear asuntos tan importantes para México y Estados Unidos. 

Declaración conjunta de la LIII Reunión Interparlamentaria México- Estados Unidos 

La Declaración conjunta de las delegaciones de México y Estados Unidos participantes en la LIII Reunión interparlamentaria, incluyó 17 acuerdos en materia de migración, seguridad, relaciones económicas y comerciales, y frontera para el siglo XXI, cuyas soluciones se construirán con un enfoque de corresponsabilidad acorde a las necesidades de ambas naciones y con un espíritu de respeto mutuo. 

Los parlamentarios acordaron establecer un grupo de trabajo bilateral que dé seguimiento a los acuerdos y asegure la continuidad de los trabajos durante los cambios de Legislaturas. Para ello, propusieron reunirse el próximo mes de agosto. 

Los legisladores de ambos Congresos expresaron su disposición de continuar trabajando en una política bilateral. “Reafirmamos que el respeto a la soberanía, la democracia, el Estado de Derecho y el respeto a los Derechos Humanos deben ser los pilares sobre los que se construya la relación bilateral y sobre los que se genere la cooperación”. 

Destacaron que la celebración de estas reuniones es una muestra de entendimiento, respeto y cooperación, así como de la disposición de ambas naciones para dialogar en busca del beneficio mutuo. 

En materia de migración y seguridad humana, los congresistas se pronunciaron por dar soluciones constructivas a este fenómeno global, a fin de impulsar estrategias regionales que promuevan el desarrollo como un medio para disminuir los impactos negativos de los flujos migratorios. 

Enfatizaron su compromiso “para generar mecanismos conjuntos que permitan gestionar, de manera ordenada, protegiendo el patrimonio de los individuos y con pleno respeto a los Derechos Humanos, la creciente ola de flujos migratorios y de desplazados, originada por factores múltiples, como la inestabilidad política, la creciente desigualdad económica y la escasez de recursos naturales”. 

Manifestaron su interés en que se respeten los derechos humanos de los migrantes, en particular durante los procesos de detención y repatriación. 

Respecto a la relación económica y comercial también expresaron su disposición para que la “modernización del TLCAN sea una oportunidad para combatir el comercio desleal y las prácticas que generen la distorsión del comercio”. 

Hicieron votos para que los posibles cambios que se hagan robustezcan la región al incluir nuevos rubros estratégicos como todas las formas de energía, incluyendo las energías limpias y el comercio electrónico, que sea benéfico para los trabajadores y promueva la protección del ambiente con el objetivo de generar un desarrollo sostenible. 

Sobre la cooperación en seguridad, los legisladores mexicanos y estadounidenses apuntaron que la seguridad nacional de cada país esta íntima y mutuamente vinculada. Manifestaron su convicción para abordar los temas de combate al crimen organizado desde sus orígenes, especialmente contra el tráfico y consumo de drogas, el comercio ilegal de armas, el tráfico y la trata de personas, así como la lucha contra el terrorismo, con un enfoque de corresponsabilidad. 

Ambas delegaciones reafirmaron su compromiso de “continuar y fortalecer la coordinación para combatir estos fenómenos que lastiman a las sociedades, y generar los marcos legales que propicien una cooperación eficaz, faciliten el intercambio de información, promuevan la paz, y protejan el patrimonio y la vida de los individuos”. 

Respecto a la construcción de una frontera común para el siglo XXI, los legisladores recomendaron mantener una intensa cooperación que mejore la infraestructura, como cruces aduaneros, vías férreas, puentes y carreteras, así como agilizar los procedimientos de certificación e inspección en las aduanas para mejorar la operatividad, la seguridad y la capacidad de la franja, con el objetivo de impulsar la competitividad y fortalecer las cadenas productivas regionales. 

Se comprometieron a garantizar el cumplimento de los derechos ambientales, la protección y conservación de la biodiversidad y los espacios naturales protegidos de la región, con base en las disposiciones legales de cada país y los instrumentos jurídicos internacionales.

Deja un comentario