home Editoriales Las aduanas… las fronteras del mundo global

Las aduanas… las fronteras del mundo global

Una de las realidades del actual mundo que nos toca vivir es la expansión de las redes de comunicación e intercambio tanto de información como de bienes materiales entre las naciones. Esto abre un nuevo panorama donde resulta un reto legislativo el crear las mejores normas que permitan la fluidez de ese intercambio, se fomente la legalidad sin impedir el libre comercio tan necesario para el desarrollo económico de las naciones.

De acuerdo con Pedro Fernández Lalanne el derecho aduanero con las normas legales y reglamentarias que determinan el régimen fiscal al cual deben someterse los importadores, exportadores, agentes marítimos, despachantes de aduanas y, en general, quienes realicen operaciones con mercaderías a través de las fronteras de la República por las vías marítimas, aéreas, terrestres y postales”

Para el control de las aduanas cada país estandariza y armoniza con las reglas internacionales los mecanismos instrumentales para hacer valer la legalidad de las mercaderías a importar o exportar. Ejemplo de ello son las DUA (Documento Único Administrativo) que de forma documentaria certifica en soporte papel la declaración de las importaciones y exportaciones ante los trámites aduanales.

La necesidad de contar con los mecanismos que nos faciliten la tramitología aduanal surgen herramientas tecnológicas como cexgan especializa en la importación y exportación de productos ganaderos.

Lo importante es encontrar los mecanismos legales, así como también, instrumentales y operativos que faciliten el intercambio comercial. La realidad es que los países necesitamos de los otros para la solvencia de las necesidades propias. La globalidad es una realidad que no podemos sustraernos porque quedamos aislados del mundo, sin oportunidades de desarrollo compartido.

En nuestro país, la materia aduanal es federal y también una cuestión de seguridad nacional. Por lo cual existe un marco jurídico especializado, así como un sistema gubernamental que cumple con el marco jurídico en los diferentes puntos o puerta fronterizas sea por mar, tierra, aérea y postal.

Lo anterior sin descuidar los compromisos de instrumentos internacionales suscritos por el Estado Mexicano y las reglas comerciales internacionales como las INTERCOMS que garantizan el flujo de las mercancías con normatividad para establecer los derechos y obligaciones de los intervinientes en ese intercambio comercial, así como también, asegurar las mercancías de las incontinencias.

Pero todavía hay retos y desafíos que deberían ser considerados, estudiados y analizados para ofrecer una protección integral al mercado internacional.

Un caso de especial análisis y desafío sería la actividad comercial digital o los market computarizados. Aunque las mercaderías físicas son fácilmente detectables en los puestos fronterizos, hay que reconocer que muchas actividades comerciales se dan también dentro del mundo del software que, por lo mismo, no es palpable ni evidenciable por ser físicamente evidentes.

Vemos que hay todo un mercado de programas informáticos, de servicios profesionales, de libros u otros materiales digitales que no pasan por la frontera física. Un intercambio que se presenta y que constituye un valor muy remunerativo que escapa del control estatal.

Como siempre, no hay ninguna materia de derecho acabada. Al final es perfectible y evolutivo para responder a las necesidades cambiantes de la sociedad.

 

A %d blogueros les gusta esto: