home Daniel Moisés Alcasio Guerrero La Teoría de la Prueba, una herramienta importante en los asuntos y procedimientos

La Teoría de la Prueba, una herramienta importante en los asuntos y procedimientos

En la mayoría de los asuntos que comprenden el litigio del acontecer jurídico en nuestro país, existen muchas formas y maneras de enunciar y dictar nuestros escritos postulatorios, llámese demanda y contestación de demanda, en el que algo muy importante es la fundamentación y motivación del acto al caso en concreto, sin embargo la nueva forma de crear una cultura jurídica en los múltiples asuntos y toda vez que la nueva visión de los Derechos Humanos nos encaminan a ir más allá de una mera invocación de un artículo de una ley o reglamento determinado, debemos de recurrir inclusive hasta conceptos dentro de la doctrina jurídica que nos ayuda a orientar al juez o la autoridad a entender mejor el asunto y poder lograr ventaja en asuntos ventilados en cualquier ámbito, es por ello que mi colaboración va enfocada a los elementos que debe recurrir una adecuada argumentación fusionada con elementos técnicos y prácticos para el caso en específico.

En primer lugar debemos detectar cual es el fin último del artículo que estamos invocando para el caso en concreto, ya que el numeral tipificado en cada ley, reglamento, código, etc., debe razonarse como un qué es lo que el legislador quiere dar a entender con las palabras del numeral, la teleología del artículo en particular es meramente lo que la justicia de esa norma jurídica quiere salvaguardar y proteger, pero para ello debemos de ir más atrás reuniendo características esenciales del asunto que estamos llevando, inclusive hasta buscar el concepto dentro de enciclopedias jurídicas las cuales definen palabras clave dentro de algún numeral, es muy importante saber que al momento de plasmar antecedentes de ese asunto en concreto debemos ir del pasado hasta el fin último, si hablamos de un divorcio incausado debemos de pensar inmediatamente en los antecedentes históricos de cómo empezó la ruptura conyugal hasta lo que alguna de las partes quiere pedir en dicho divorcio, y no solamente generalizar que al hablar de un divorcio es automáticamente direccionar que ello deriva la obligación de dar alimentos, entre otros.

En segundo lugar tenemos que parte de la argumentación jurídica que redactemos o bien expongamos al juez de manera verbal debe ser de manera puntual, precisa y con elementos técnicos jurídicos que el impartidor de justicia detecte la esencia que queremos sembrar en el tribunal, ya lo decía en una colaboración de argumentación jurídica, también es válido que al señalar estadísticas, doctrina, sentencias de la corte interamericana y muy importante protocolos emitidos por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación nos ayudan a tener mejores elementos para crear una esfera teórica que reúna varias ramas que son tomadas en cuenta al momento de pasar al periodo probatorio y sobre todo al momento de dictar sentencia.

En tercer lugar y no menos importante, es desde que nosotros somos parte actora o demandada muchas de las ocasiones es de que por estrategia procesal queremos guardar nuestras mejores cartas cuando llegue la etapa para poder invocar nuestra carta más fuerte, sin embargo desde mi punto de vista es muy importante detallar en los escritos postulatorios la manera de lo que anteriormente ya señale, ya que el juez desde el inicio conocerá la manera en queremos ofrecer para su valoración, de ahí depende mucho la nueva era de convencionalidad de los Derechos Humanos, en la manera que nosotros abonemos a un asunto con elementos fehacientes es de la misma manera que nuestro asunto va a trascender, de lo contrario nos topamos con ciertos autos o sentencias que niegan situaciones que nosotros mismos pudimos subsanar desde un principio.

 

A %d blogueros les gusta esto: