home Legislativas La libertad está secuestrada por el paternalismo de las políticas públicas

La libertad está secuestrada por el paternalismo de las políticas públicas

Durante el “Primer Encuentro de la Libertad”, el diputado Jorge Triana Tena (PAN), presidente de la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, sostuvo que de acuerdo con un estudio presentado por “The Cato Institute”, sobre la libertad general en el mundo a nivel personal, civil y económico, México se ubica en el lugar 77 de 159 naciones analizadas. 

Desatacó que el estudio realizado por esa institución con sede en Washington, arrojó que el índice de libertad humana prácticamente se empata con el bienestar y desarrollo económico de los países. 

En el encuentro, donde intervinieron instituciones académicas como la UNAM e ITAM y diversas asociaciones civiles, el legislador enfatizó que la libertad es importante para la prosperidad y el bienestar general; su impulso permite desarrollar la creatividad y potencializar el talento de los individuos. 

Sin embargo, consideró que en México, “las libertades están secuestradas por el paternalismo de las políticas públicas y una Constitución que ve como masa a los ciudadanos y no como individuos porque es más fácil controlar a un grupo de personas que a 120 millones de mexicanos libres”. 

Triana Tena apuntó que en cuestión de libertades personales México ocupa el lugar 86 de 159 países, calificación obtenida al evaluarse del uno al diez, conceptos como Estado de Derecho, combate a la impunidad, la corrupción donde se logró una calificación de 4, seguridad y justicia 6, derecho a la movilidad 10, libertad religiosa 7, libertad de expresión 7 y respeto a los derechos humanos 9. 

Referente a libertades económicas, se colocó en el sitio 58, ya que su evaluación en tamaño de la estructura burocrática fue de 7, derecho a la propiedad 4, política monetaria 8, libertad de comercio 7 y regulación económica 6. 

Ante este panorama, el diputado de Acción Nacional enfatizó que aun gastando miles y miles de pesos al año en subsidios para el campo, programas sociales, salud y educación, “vamos para atrás”;“gastamos más para el combate a la pobreza y tenemos más zonas vulnerables”. 

En materia de Estado de Derecho aseguró que se tiene un problema muy grave de normatividad, ya que la Constitución habla de masas y la soberanía no recae sobre cada uno de los ciudadanos. 

En este sentido, el país no necesita una Carta Magna que proteja a sindicatos, alianzas, frentes, asociaciones y confederaciones, sino se garantice el pleno derecho de los ciudadanos, que el Estado no se meta con la vida y la propiedad y brinde condiciones mínimas de seguridad y procuración de justicia. 

Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), sostuvo que la libertad económica es algo que encuentra cada individuo, no lo hará el gobierno; por ello, es fundamental relacionarse con factores competitivos y fortalecer la cooperación industrial. 

A más de doscientos años de la Independencia, no se ha encontrado un orden institucional que permita igualar las oportunidades entre los ciudadanos, es decir que las políticas públicas orientadas a la materia son poco efectivas. 

Enfatizó que hay una fracción de la sociedad que afirma que elevar los salarios mínimos permitiría una libertad económica; sin embargo, para llevar a cabo dicha propuesta se requiere duplicar o triplicar el Producto Interno Bruto y, sobre todo, la productividad. 

Fernando Cota, economista y especialista en Desarrollo Urbano, mencionó que el paternalismo a nivel global otorgado por diversos organismos como el Fondo Monetario Internacional, lejos de ayudar a las naciones pobres hace que estas se estanquen. “Lo pertinente es dejarlas que encuentren el camino del crecimiento porque cuando uno es libre es responsable; de lo contrario, todos los demás dictan su actuar”. 

Gustavo Zavaleta, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), expuso que la humanidad ha transitado durante la historia con tres grandes instituciones: la religión, el mercado y el Estado. 

Afirmó que México tiene una Constitución Política bipolar, pues “a la vez que está otorgando derechos humanos y garantías individuales, también está construyendo un Estado dominador”; generando monopolios privados y públicos. 

El pensamiento liberal es pensar en el interés por sí mismo y servirles a los demás. “El liberal es profundamente respetuoso del derecho ajeno, pero también es profundamente cooperativo”. 

Birgit Lamm, directora regional para América Latina de la Friedrich Naumann Foundation, consideró que falta de identidad entre países latinoamericanos, limita su libertad y da paso a ideales socialistas con discursos positivos, pero no son realidad. 

México enfrenta muchos retos por ser vecino de Estados Unidos, sobre todo con el mandato del presidente Trump; empero, “es una oportunidad para que los mexicanos hagan su tarea en casa”. Requieren formar instituciones fuertes que generen desarrollo, crear un Estado de derecho y garantizar seguridad pública. 

Los gobernantes deben encontrar cómo mejorar la posición de México a nivel global e internamente, a través de potenciar un mercado doméstico y mejorar la competitividad, a pesar de las adversidades y de Donald Trump. 

“El país tiene muchas riquezas e incluso por su propio mercado podría generar avance, pero sólo si se crean las oportunidades y un marco legal adecuado para hacerlo”, apuntó. 

Recomendó darle batalla al grave problema de corrupción, no sólo como responsabilidad del Estado, sino de la sociedad en su conjunto, ya que para avalar un caso de corrupción “siempre hay uno que ofrece y otro que pide o recibe”. 

En su participación, el periodista de Forbes México, Guillermo Barba, mencionó que la libertad no es un privilegio, sino parte de la esencia del propio ser humano, pero tampoco es hacer lo que se quiera y sin límites. Agregó que la libertad va de la mano con la justicia y para garantizar ambos derechos deben cumplirse los principios de propiedad y autonomía contractual. 

El encuentro se dividió en tres mesas de análisis: Libertades en México, libertades en Tiempos de Proteccionismo y El Futuro de la Libertad en América, donde se contó con la participación de Juan Sebastián Zubiría, precandidato presidencial en Colombia.

Deja un comentario