home Editoriales La importancia de la asesoría jurídica colegiada

La importancia de la asesoría jurídica colegiada

En estos días de tantas transformaciones sociales que nos llevan a la modificación de los estándares de comportamiento que conlleva a la innovación en los marcos jurídicos ¿qué tanto es importante contar con una buena asesoría legal?

Decían en tiempo antiguos que siempre era bueno tener cerca de la vida cotidiana personal a un contador, un abogado y a un sacerdote. El primero para que nos lleve de manera correcta el sistema de contabilidad y sobre todo el correcto pago de los impuestos que, como tal imposición, no nos queda más remedio que cumplir o de lo contrario las consecuencias las sufrimos en carne propia. Para esas y otras consecuencias debemos contar con un buen abogado que nos ayude a solventar los procesos judiciales que queriendo o no el caminar de la vida nos va enfrentando.

Por último, el sacerdote que, como entidad en diálogo con el creador, nos ayuda a fortalecer nuestro bagaje espiritual. Sin embargo, en un mundo cada vez más laico y alejado de la experiencia religiosa y más cercano al mundo real, los abogados representan un elemento crucial en la sobrevivencia de la jungla social y política.

Pero también, hay que señalar que el desarrollo del derecho como una ciencia que responde a los factores sociales cambiantes se ha ido robusteciendo y creciendo a tal grado que resulta difícil que un solo individuo pueda dominar todos los campos del derecho. Ante esta nueva realidad, ahora es necesario no solo contar con un abogado, sino que es prioritario estar cercano con un despacho de abogados de confianza. De tal manera, que el colegiado de profesionales del derecho que intervienen en éste nos ayude a confrontar cualquier situación legal a la cual nos enfrentemos.

¿Por qué es necesario contar con un grupo colegiado de abogados?

Hay profesionales de derechos que se aseguran poder asesorar en cualquier tema de derecho. Si bien es cierto que uno al estudiar los marcos jurídicos se conocen las diferentes materias del Derecho, es también preciso establecer que para rendir los mejores resultados en una situación de asesoría jurídica se requiere de la especialidad en el campo del problema jurídico.

Sabemos muy bien que hay asuntos que son familiares, personales, laborales, administrativos, tributarios, políticos y de muchos otros ámbitos que por la naturaleza del conflicto legal hay principios, normas jurídicas, acuerdos, reglas procesales, análisis de jurisprudencia y muchos otros elementos especializados y específicos para cada una de esas áreas del Derecho. Es tanto el contenido, que como se afirmó anteriormente, es difícil que una persona pueda dominar todos y cada uno de esos campos en su totalidad e integralidad.

Es por ello, que los abogados honestos y éticos saben reconocer esta realidad y asumen una posición de advertencia a un cliente cuando el tema no es de todo su conocimiento y pericia. Asumir un caso sin contar con los elementos de conocimiento y las habilidades suficientes para enfrentar con la mayor posibilidad de éxito, no es ético ni una actitud profesional que después genere la mayor reputación y confianza.

Es por ello, que mejor resulta acercarse a grupo colegiado que buena reputación y confianza para contar con la mejor asesoría legal, especializada y pertinente que nos garantice el mejor resultado en la defensa de nuestros intereses jurídicos.

A %d blogueros les gusta esto: