Gracias

Estimados lectores, antes que nada quiero y me permito pronunciar mi columna en el aspecto emocional, sentimental, o simplemente como un comentario desde la perspectiva que ustedes lo deseen interpretar, ya que en estas fechas decembrinas hemos pasado acontecimientos históricos que definitivamente marcan la situación progresiva del país en varios de sus puntos de vista. Sin embargo seguimos continuando con los comentarios desde una crítica constructiva y defiendo los derechos de las personas en las distintas situaciones vulnerables y apoyando igualmente las que han sido favorables en el transcurso del año.
Gracias, a todos ustedes por permitirme llegar a un año más de seguir colaborando desde el portal de Club Jurídico Yucatán, ya que han sido 4 años de trabajo intenso y constante, siempre en favor de llevar a cada rincón y espacio desde el ámbito cibernético la opinión jurídica, que es un medio informativo del que todas las personas tenemos derecho a recibir información. Igualmente agradecer a todo el equipo que conforma dicho portal porque he llegado también en este 2019 un total de 50 colaboraciones que personalmente me siento muy satisfecho y al mismo tiempo agradecido de poderme desarrollar en el espacio jurídico por medio de la lectura, la comprensión y la reflexión humana que son tres factores muy importantes que no han cambiado de moda a lo largo de los años.
También agradecer a todos mis lectores que en el interés que ustedes muestran día a día, semana a semana, se convierte en una motivación para su servidor de escribir de manera constante mis colaboraciones, y en el bello arte de la escritura viene uno a aprender un mundo de nuevas enseñanzas que es la mejor escuela que nos muestra la vida, y que sin ustedes no habría razón ni sentido de realizar todas mis colaboraciones de manera emotiva y apasionada.
Se avecinan aún tiempos más complicados y difíciles para el país, el 2019 fue un año complejo, tras la toma de protesta del nuevo gobierno mexicano en lo que sabemos perfectamente que el recorte de austeridad dentro de la 4T es una modalidad y costumbre que durante 6 años tenemos que adaptarnos porque definitivamente conforme pasen los años hasta llegar al último mandato de gobierno del presidente obrador, nos vuelve vulnerables y no ver beneficios de los mismos impuestos que nosotros pagamos a las arcas del gobierno, y que definitivamente el crecimiento del 0.0% no se resuelve con abrazos, se resuelve con políticas económicas bien establecidas y que esperemos que el aumento del salario mínimo resuelva la situación económica del bolsillo de todos los mexicanos que habitamos el país.
En el 2020 se avecinan nuevos retos, nuevos acontecimientos, pero también la inteligencia y capacidad para resolver los problemas que nos distingue como mexicanos, en los sucesos del día a  día se construye en formar también el día a día una cultura jurídica más humana.
Feliz Navidad y un próspero año nuevo en compañía de todos sus seres queridos. Muchas gracias.

A %d blogueros les gusta esto: