home Judiciales El derecho familiar está en una etapa de transición que exige más a los abogados

El derecho familiar está en una etapa de transición que exige más a los abogados

 

El derecho está en una etapa de transición que no ha concluido y en la que los estudiantes y abogados experimentados están en igualdad de condiciones al ser un nuevo sistema, advirtió el Secretario de estudio y cuenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán Luis Alfonso Méndez Corcuera al presentar el libro “¿cómo litigar en el juicio oral?”. 

En el evento de la presentación, coordinado por la Magistrada Ligia Aurora Cortés Ortega, quien es Enlace de Igualdad de Género del Poder Judicial del Estado de Yucatán, el autor señaló que, por ello, en el libro se proporciona a los abogados postulantes una serie de consejos para litigar en los juicios orales familiares. 

“En búsqueda de facilitar la orientación a los abogados, este documento se encuentra redactado en forma de manual, pues contiene una guía de instrucciones precisas para la redacción de los escritos de demanda y contestación; así como consejos para las audiencias orales y para el desahogo de las pruebas, estableciéndose pasos precisos para el perfeccionamiento de los medios probatorios: para luego enseñar cómo elaborar y exponer los alegatos en las audiencias orales; y, finalmente, examina el procedimiento de divorcio sin causales”, explicó. 

La presentación estuvo a cargo de la magistrada de la sala colegiada civil y familiar, Mygdalia A. Rodríguez Arcovedo y de la magistrada Ingrid I. Priego Cárdenas, integrante de la sala colegiada mixta de este mismo tribunal. Como moderador fungió el presidente del Tribunal Marcos Alejandro Celis Quintal. 

Celis Quintal, recordó que Yucatán fue pionero en cuanto a la implementación de los juicios orales familiares ya que hasta la fecha no todos los Estados la han implementado y refirió que el Congreso de la Unión tiene hasta el mes de marzo de 2018 para expedir la legislación única en materia civil y familiar que incluiría este tipo de procedimientos orales. 

Yucatán, inició la oralidad para procesar casos familiares en febrero de 2013 con la creación de los juzgados Primero y Segundo de Oralidad Familiar del Primer Departamento Judicial con competencia territorial en los municipios de Mérida, Hunucmá y Ucú. Actualmente el sistema de justicia familiar cuenta con diez jueces especializados en la materia, más del doble de los que había en sistema tradicional; se creó el horario vespertino en algunos juzgados con jurisdicción en Mérida y adicionalmente se cuenta con nueve juzgados mixtos que conocen, entre otras materias, de lo familiar. 

El Magistrado Celis Quintal remarcó la importancia de la obra, como un apoyo para que los abogados dominen las técnicas de litigación oral  y junto con el conocimiento de la ley y la doctrina generen buenas prácticas, evitando situaciones que desvirtúen el proceso familiar. 

En su oportunidad, la magistrada Rodríguez Arcovedo expuso que las experiencias del Dr. Méndez Corcuera generaron su inquietud por orientar, con su obra,  la intervención de los litigantes, sus asesores jurídicos, representantes legítimos o apoderados, para darles una guía de cómo redactar la demanda, contestación o reconvención, así de cómo elevar sus objeciones y alegatos, orientar su conducta en las audiencias y la preparación y perfeccionamiento de sus pruebas. 

“Esta guía implícitamente ayudará a los juzgadores a comprender, de forma clara, la causa de pedir, esto es, evitará ambigüedades, falta de claridad y pretensión en las peticiones y agilizará el procedimiento al evitar prevenciones para ese fin”. 

Por su parte, la magistrada Priego Cárdenas definió la obra como un Manual de Clínica procesal familiar, que de forma valiosa compila, clasifica y sistematiza el proceso oral familiar.  

“Considero que es un libro que va a ser de gran valía para el estudio de la introducción al proceso oral familiar a estudiantes y litigantes en formación”, apuntó. 

Al tomar la palabra para explicar la obra, Méndez Corcuera dijo que decidió puntualizar recomendaciones para la elaboración de los escritos de demanda y contestación, por cuanto son documentos transcendentales en un litigio, ya que en ellos se fijan los límites de la controversia y de la decisión del juzgador, por lo que la obtención de una sentencia favorable depende en gran parte de su adecuada redacción. 

Asimismo, se analizan las pruebas que no se desahogan por su propia naturaleza, sino que necesitan especial preparación, dado que estos medios de convicción implican el manejo de ciertas destrezas y habilidades por parte de los abogados, quienes deben dominarlas para alcanzar el éxito en los juicios orales familiares, en específico se estudian la confesión, declaración de parte, testimonial y pericial así como el tema de objeciones. 

También se hace énfasis en consejos para los alegatos, los cuales adquieren mayor relevancia en la oralidad para quien juzga de frente a nosotros “de ahí que sea necesario realizar algunas sugerencias para su elaboración, ya que son la última oportunidad de convencer al Juzgador de que nos asiste la razón”. 

Finalmente, se analiza el procedimiento de divorcio sin causales, detallándose qué debe contener su solicitud, qué debe hacer el Juez y la contraparte ante su promoción, para concluir con las particularidades que tienen las audiencias, preliminar e incidental.

A %d blogueros les gusta esto: