Conciencia forestal

Uno de los acontecimientos naturales históricos a través del tiempo marca un surgimiento de regulación y criterios que en materia jurídica deben ser contemplados de aquí en adelante, no solamente en un reglamento o tratado, sino también en la práctica diaria y foros globales en lo que debe de tratarse las acciones naturales sobre nuestros bosques y selvas, y me refiero precisamente al incendio que se ocasiono en el amazonas en la península al sur de nuestro continente americano, más allá de una opinión jurídica que quiero tratar el día de hoy, me refiero a comentarios técnicos y que al final de día por increíble que sea muchas ramas y especialidades a nivel mundial se ven reflejadas en emitir recomendaciones y acciones para prevenir en su futuro catástrofes como estas.

El sur del amazonas en su mayoría es contemplado por ser un bosque húmedo tropical, es decir, que muy difícilmente carece de agua y sequías en la mayor parte del año, académicamente es como lo tenemos catalogado en las clases de ciencias naturales, pero preocupante ha sido los calentamientos globales ocasionados por nosotros mismos al acabar cada vez más con los recursos naturales que nos brinda nuestra madre tierra, al grado de llegar a contingencias ambientales dañinas al sistema respiratorio y cada vez el globo terráqueo se vea enfermado por los hechos contaminantes que a nivel estadístico el ser humano ocupa el primer lugar en dañar al planeta tierra, es por ello que la causa del calentamiento global viene arrastrando por generaciones un detrimento natural que ha empezado a cobrar factura en una de las áreas naturales protegidas más importantes en el mundo.

Es momento de crear acciones de restauración y preservación de las especies que se han visto afectadas en el amazonas, al grado de llevarlas  al borde de la muerte, no se trata de colores ni tintes políticos, se trata de ver como cada nación por medio de la iniciativa privada a través de las asociaciones civiles ambientales y públicas por medio de las Instituciones ambientales, particularmente en México como lo es la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, por medio de sus expertos, llámese biólogos, ingenieros forestales, entre otros, envíen refuerzos para empezar a tratar la flora y fauna que aún se conserva en el amazonas, ya que el dejar que la propia madre tierra resane y vuelva a operar la naturaleza en dicho sitio, causara muchos estragos en materia ambiental llevándonos cada vez al borde de la extinción.

A nivel internacional también atraer por parte de las cortes internacionales los acuerdos en materia ambiental para preservar y conservar las especies nativas en las áreas naturales protegidas, no podemos esperar a crear más bosques ya que el tiempo para que un ejemplar arbóreo se acostumbre al hábitat que le corresponda, pasa un tiempo aproximado de 5 años y la penetración de la fauna en el sitio lleva otro aproximado de 10 años, en total son 15 años, los cuales no podemos soportar con todas las catástrofes ambientales que han venido desempacándose a nivel mundial, urge en verdad tomar acción en favor del medio ambiente y dar a la tierra el tiempo como ella lo ha dado con nosotros.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: