home Legislativas Comisiones unidas del Senado aprueban reformas al Servicio Exterior Mexicano

Comisiones unidas del Senado aprueban reformas al Servicio Exterior Mexicano

Fue aprobada por unanimidad de senadores de todos los grupos parlamentarios.

El objetivo es fortalecer la diplomacia mexicana, mejorar el ingreso, desarrollo profesional y jubilación de su personal.

Las comisiones unidas de Relaciones Exteriores y de Estudios Legislativos aprobaron, por unanimidad, un dictamen que modifica diversas disposiciones de la Ley del Servicio Exterior Mexicano, a fin de fortalecer y profesionalizar la diplomacia del país.

El proyecto incrementa la edad de jubilación de 65 a 70 años y establece que quienes hayan culminado su carrera, alcanzando la edad de retiro, obtendrán un apoyo económico complementario a la pensión del ISSSTE.

Dicho apoyo beneficiará al personal que ya está jubilado en un 50 por ciento más de lo que reciben actualmente. En tanto, los que se retiren a partir de los 70 años, tendrán un incremento del 100 por ciento.

Se precisó que esa prestación se otorgará siempre que el funcionario cumpla con el requisito de registrar su ingreso al régimen de apoyo económico complementario y realizar las aportaciones a su cargo y aportar el máximo permitido al ahorro solidario.

El apoyo se financiará con las aportaciones del 2 por ciento de su sueldo básico calculado conforme a la Ley del ISSSTE y con una cantidad igual por parte del gobierno federal, dichos recurso se depositarán, individualizarán e invertían en un fondo de previsión social, contratado con una administradora fondos para el retiro.

También se reconoce la igualdad de concubinas y concubinarios como beneficiarios de prestaciones, “ya que, sin importar su estado civil, estas personas brindan su apoyo incondicional a las tareas de los miembros del Servicio Exterior”.

Señala que los diplomáticos y sus familiares, considerando a concubinas y concubinarios, serán beneficiarios de prestaciones como pago de pasajes aéreos y del seguro de gastos médicos e incluso de servicios de salud.

Esa prestación se otorgará hasta la edad de 25 años para los hijos que estudian la universidad de tiempo completo, y sin límite de edad para hijos con alguna discapacidad, se precisa.

Los legisladores establecieron que aquellos que opten por separarse del Servicio Exterior, antes de alcanzar la edad de jubilación, sean reconocidos con un aumento de la compensación por años de servicio, la cual pasará de 24 a 36 meses de su último sueldo.

Amplía los beneficios de apoyo económico para pago parcial de la educación en los niveles de guardería y pre-escolar, además, para la educación superior para los hijos menores de 25 años de edad de los diplomáticos.

Los senadores consideraron indispensable que se otorgue un apoyo integral para la educación de dependientes económicos con alguna discapacidad.

Se incorpora la perspectiva de género como un elemento transversal en las diversas disposiciones de esta Ley.

Se faculta al Servicio Exterior para coordinarse con otros actores nacionales para imprimir un carácter evolutivo y de mejora continua a sus procesos internos, bajo los principios de certidumbre, transparencia y rendición de cuentas.

Fortalece la Comisión de Personal mediante el reconocimiento de su suficiencia técnica y robustecimiento, a través de una mayor diversidad de participantes en los procesos de toma de decisión.

Destaca la creación de una subcomisión de análisis y prospectiva, la cual estará encargada de generar las recomendaciones al Secretario para la mejora continua del Servicio Exterior y del despliegue de las actividades diplomáticas

Aprovecha la figura de los nombramientos temporales y permite que la Secretaría de Relaciones Exteriores pueda “reclutar a los mejores y más preparados profesionistas para fortalecer el papel de México en negociaciones internacionales, acompañando el trabajo de los miembros del Servicio Exterior y nunca en sustitución de los diplomáticos profesionales”.

Se estableció la obligación institucional de diseñar un Plan de Carrera para los miembros del Servicio Exterior, el cual debe marcar los requisitos mínimos esperados para su trayectoria profesional e incluir un programa de formación, requisitos de ascenso, así como las temporalidades y programación de la rotación con base en equilibrios geográficos y de especialidad temática.

Todo ello, se indica en el documento, deberá realizarse con perspectiva de género, procurando en todo momento la paridad en cada uno de los rangos y en las representaciones de México en el exterior.

Se incluye la obligación a los titulares de las embajadas del país de elaborar informes anuales sobre su gestión, mismos que serán dirigidos al Senado de la República.

La senadora Laura Angélica Rojas Hernández, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, explicó que el dictamen es resultado de una “incitativa plural” que se enriqueció con las propuestas de diversos legisladores y del gobierno federal.

Destacó que hay realmente un conceso entre todas las fuerzas políticas sobre la necesidad de revalorar y reconocer el servicio que este cuerpo profesional de servidores públicos presta al Estado mexicano.

Opinó que se trata de “beneficios de justicia mínima” para los diplomáticos, quienes tienen “necesidades reales a nivel personal y familiar”. Es sensible y justo, apuntó.

La legisladora puntualizó que el objetivo de la reforma es fortalecer al Servicio Exterior Mexicano y mejorar el ingreso, desarrollo profesional y de jubilación de su personal, así como de una actualización de acuerdo a los principios democráticos de transparencia y rendición de cuentas.

Luz María Beristáin Navarrete, del PT, aseguró que “estamos saldando una deuda con los integrantes del Servicio Exterior Mexicano”, dado el escenario en el que, algunos miembros desempeñan su labor en las diferentes representaciones diplomáticas.

El senador Juan Gerardo Flores Ramírez, del PVEM, destacó el trabajo legislativo y acuerdos al interior de la Comisión, a fin de mejorar los contextos laborales de los integrantes del cuerpo diplomático, así como las condiciones de vida de quienes están en retiro.

El senador Héctor Flores Dávalos, del PAN, consideró que se requiere revisar de manera integral lo relativo a las responsabilidades administrativas de los servidores públicos y que corresponda con los ordenamientos y supuestos de la ley del ramo.

El senador del PAN, Jesús Santana García, dijo que el apoyo económico a quienes forman parte del cuerpo diplomático y a los que se encuentran en retiro es una acción de dignidad para sus condiciones de vida.

Su compañero de bancada, senador Víctor Hermosillo y Celada consideró que mejorar las condiciones laborales ayudarán al desempeño de la labor diplomática y su relación con las comunidades, especialmente en Estados de Unidos.

El senador del PT, Marlon Berlanga Sánchez, consideró que el Senado debe fortalecer la diplomacia mexicana sin importar el partido que se encuentre en el gobierno.

Del PRI, el senador Miguel Romo Medina subrayó la importancia de fortalecer al Servicio Exterior Mexicano, pues estas modificaciones brindan una nueva perspectiva a los funcionarios que representa al país en el extranjero.

 

A %d blogueros les gusta esto: