home Internacionales CIDH condena el ataque contra defensores de derechos humanos en Honduras

CIDH condena el ataque contra defensores de derechos humanos en Honduras

Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena el ataque contra tres defensoras y defensores de derechos humanos en Honduras.
De acuerdo a información de público conocimiento, el 30 de junio habrían sido objeto de ataque tres miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH): Berta Zúñiga Cáceres, coordinadora general del COPINH e hija de Berta Cáceres Flores, reconocida defensora de derechos humanos y lideresa indígena asesinada en marzo de 2016; Sotero Chavarría y Asunción Martínez.
Según la información publicada, personas con machetes habrían bloqueado el camino al automóvil del COPINH. Los tres defensores escaparon el bloqueo, tras lo cual fueron perseguidos por los atacantes. Según la información recibida, hubo intentos de chocar el vehículo del COPINH con el presunto fin de forzarlo fuera de la carretera, hasta que los defensores pudieron tomar un desvío y escapar de la persecución.
Las tres personas integrantes de la organización hicieron recientemente campaña por el derecho al consentimiento libre, previo e informado en relación con megaproyectos que amenazarían los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales del pueblo Lenca.
La Comisión Interamericana reitera su alarma por la persistencia de ataques en contra de personas defensoras de derechos humanos en Honduras. En agosto de 2016 el Relator sobre Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, José de Jesús Orozco Henríquez, y el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de las y los defensores de derechos humanos, Michel Forst, advirtieron que Honduras se ha convertido en uno de los países más peligrosos para las personas defensoras e instaron al Gobierno de Honduras a adoptar y aplicar de manera inmediata medidas efectivas para protegerlas.
En el último año la CIDH ha dado seguimiento a diversos casos de violencia contra personas defensoras en el país, que incluyen entre otros los asesinatos de Berta CáceresNelson Noé GarcíaJosé Ángel Flores y Silmer Dionisio George, todos ellos beneficiarios de medidas cautelares de este órgano. La Comisión Interamericana expresa su consternación y preocupación por el reciente ataque contra la defensora Berta Zúñiga Cáceres, perpetrado a pesar de las medidas cautelares otorgadas a su favor y después de la última reunión de trabajo que tuvo lugar en Tegucigalpa el 18 de mayo de 2017.
La Comisión Interamericana urge al Estado a adoptar en forma inmediata todas las medidas necesarias a fin de garantizar el derecho a la vida, la integridad y la seguridad de los miembros del COPINH beneficiarios de la Medida Cautelar 112-16, así como reforzar la protección para las personas defensoras de derechos humanos y garantizar que puedan desarrollar sus actividades sin ser objeto de actos de violencia, amenazas y actos de hostigamiento. Como lo ha sostenido en su informe sobre la situación de derechos humanos en Honduras, la CIDH reitera su recomendación de implementar una política global de protección de las personas defensoras de derechos humanos que adopte una estrategia efectiva y exhaustiva de prevención e intensifique los esfuerzos destinados a investigar de manera pronta, diligente e imparcial todo acto de violencia contra estas personas, con el fin de evitar futuros ataques contra ellas.
“El Estado de Honduras debe adoptar de inmediato medidas de protección para combatir los factores de riesgo que originan la violencia contra personas defensoras de derechos humanos”, dijo el Relator sobre Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, Comisionado José de Jesús Orozco. “Es esencial y resulta urgente que el Estado garantice la seguridad de las personas defensoras para que puedan ejercer libremente su importante labor, sin temor o represalias y libres de cualquier restricción. Esto incluye planes de protección diseñados de manera que respondan al riesgo particular de cada defensor y defensora y a las características de su trabajo”, agregó.
“La Comisión se encuentra preocupada por la información relativa a los ataques contra defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras, y en especial, contra quienes defienden el derecho a un medio ambiente sano, así como a la tierra y el territorio de los pueblos indígenas”, dijo el Relator de la CIDH para Honduras, Comisionado James Cavallaro. “Reiteramos la obligación del Estado de Honduras de adoptar medidas urgentes para prevenir cualquier atentado contra la vida y la integridad de las personas defensoras del medio ambiente, la tierra y el territorio”, señaló.
La Comisión reitera que los actos de violencia y otros ataques contra las personas defensoras no sólo afectan las garantías propias de todo ser humano, sino que atentan contra el papel fundamental que juegan en la sociedad. Dichos actos perjudican además a todas aquellas personas para quienes trabajan, y las dejan en un estado de mayor vulnerabilidad, que puede incluso llegar hasta la indefensión.
La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Deja un comentario