home Generales Así se ha institucionalizado la elusión de la tenencia en la Ciudad de México

Así se ha institucionalizado la elusión de la tenencia en la Ciudad de México

 

¿Quieres un Audi? El precio base del modelo A4 que produce la marca alemana es de 554,900 pesos. Dependiendo del equipamiento que escojas el precio va subiendo. ¿Te vas a ir por la línea deportiva del paquete “S” o por la tecnología del paquete “Elite”? ¿Tracción delantera o en las cuatro ruedas? Puedes elegir 25 colores de pintura, 15 combinaciones de piel para los asientos, siete rines distintos, dos tipos de faros, cubrir las ventanas con persianas, hasta los acabados en el volante. Y en las concesionarias de Audi que se encuentran en las colonias de Lomas de Chapultepec, Santa Fe, y Polanco, en la Ciudad de México, también puedes escoger pagar o no tenencia. 

A partir del 2012, cuando el cobro de la tenencia pasó de manos de la federación a los estados, distintas agencias de autos de lujo en la Ciudad de México recurren a un esquema para que sus clientes burlen el impuesto que conlleva usar el auto en la capital. Este esquema, operado por una red de gestores que trabaja con las agencias, consiste en tramitar a los clientes placas de Morelos. 

En esa entidad, al sur de la Ciudad de México, no se cobra tenencia desde enero del 2012. Los gestores consiguen comprobantes de domicilios en barrios populares y ahí registran autos de lujo que diariamente recorren las avenidas chilangas. De esta manera las agencias le ayudan a clientes que pueden gastar cientos de miles de pesos en un auto, a eludir decenas de miles en tenencia cada año. 

El trámite es sencillo. No hace falta tener una casa en Morelos. Ni siquiera un familiar o amigo. En las tres agencias de Audi visitadas por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) para este reportaje ofrecen tramitar las placas de Morelos con el propósito explícito de evitar la tenencia. Sólo piden una identificación oficial, la factura de compra y un pago por gestoría que va de 5,300 a 7,000 pesos dependiendo de la agencia. 

La proliferación de esta práctica que permite a los capitalinos más adinerados eludir la tenencia (solo la pagan autos con valor mayor a 250,000 pesos) tiene un costo importante para las finanzas de la Ciudad de México. Fuentes del gobierno capitalino, calculan que la Secretaría de Finanzas pierde entre mil y dos mil millones de pesos al año por autos emplacados en Morelos pero que circulan en la capital. 

Adriana Lobo, la directora de CTS Embarq México, una asociación civil que produce estudios de movilidad urbana, defiende la tenencia como un impuesto progresivo que hace que los automovilistas paguen por los servicios que exigen de la ciudad. Señala que solo el 40 por ciento de las personas que se mueven en la Ciudad de México lo hacen en auto, pero que estos ocupan el 90 por ciento del espacio vial. 

La mudanza de los autos más valiosos de la capital a otros estados se dio de inmediato. De acuerdo con datos entregados por la Secretaría de Movilidad (SEMOVI), el número de autos con valor superior a los 250,000 pesos (solo esos pagan tenencia en la Ciudad de México) que fueron dados de baja en la capital para darse de alta en otro estado creció en 2,050 por ciento del 2011 al 2012.

Deja un comentario