home Legislativas Alemania se erige como un aliado fundam ental para el desarrollo de México

Alemania se erige como un aliado fundam ental para el desarrollo de México

En el Foro de Intercambio Académico México-Alemania, la diputada Arlette Ivette Muñoz Cervantes (PAN) destacó que hoy, en medio de una coyuntura compleja y convulsionada por el discurso que menosprecia la multiculturalidad, Alemania se erige como un aliado fundamental para el desarrollo de México. 

La presidenta del Grupo de Amistad México-Alemania afirmó que en los últimos años el país europeo se ha consolidado como un socio estratégico y un referente en distintos planos; sus modelos de éxito en materia económica, institucional y educativa, le ha permitido construir un liderazgo excepcional al interior de la Unión Europea y un papel determinante en el contexto internacional. 

Destacó que el foro tiene como propósito acercar a los jóvenes mexicanos la valiosa oferta de becas y programas de intercambio académico que promueve Alemania en México, dado que la educación es pilar fundamental para el desarrollo de toda nación. 

“Un Estado que cumple con su obligación de brindar educación de calidad, está garantizando la generación de ciudadanos comprometidos y con capacidad creativa para construir respuestas ante los múltiples retos de una sociedad y permite generar bienestar y prosperidad”, añadió. 

Muñoz Cervantes resaltó que esa es la clave de la formación dual de México-Alemania, la cual ha permitido preparar a sus ciudadanos ante las necesidades internas y las oportunidades de crecimiento exterior. 

Resaltó que Alemania tiene un sistema que ha reducido las tasas de desempleo a niveles históricos; aprovecha el talento y el ímpetu de sus generaciones más jóvenes; su investigación científica permite el uso y producción de las energías renovables. Además, desarrolla nuevos procesos de ingeniera y el uso de nuevos materiales que facilitan la producción industrial, así como novedosos tratamientos para enfermedades, como el cáncer. 

Se trata, subrayó, de un círculo virtuoso que involucra al Estado, a las instituciones de educación y al sector empresarial; por ello, “estamos convencidos de que podemos aprender sus experiencias para adaptar mejores esquemas que permitan aprovechar el talento de los jóvenes estudiantes”. 

Arlette Muñoz hizo votos para que el foro contribuya a canalizar la gran capacidad que yace en las nuevas generaciones, “porque México está lleno de jóvenes extraordinarios a los que solamente les hace falta la oportunidad que los lleve al éxito y les permita coadyuvar al crecimiento del país”. 

El diputado Federico Döring Casar, vicecoordinador del grupo parlamentario del PAN, resaltó que México atraviesa una difícil agenda político-socioeconómica con Estados Unidos, en donde “la gran discusión de la clase política es qué hacer con Donald Trump, y está desperdiciando la relación con Alemania”. 

Detalló que antes de haber suscrito acuerdos con Estados Unidos, el país europeo ya invertía en México e, incluso, estableció empleos directos y mudó una industria para generar desarrollo al país, como es la automotriz. 

“Hoy esta industria se mantiene competitiva, primordialmente, por los esfuerzos de los gobernadores, y no del gobierno federal. Si hubiéramos tenido más intercambio académico y titulaciones simultáneas, se tendría otro panorama, con menos dependencia de Estados Unidos y una mano de obra vigorosa; seríamos más competitivos no sólo en términos de aranceles sino fiscales”, afirmó. 

El embajador de Alemania en México, Viktor Elbling, sostuvo que su país es el número uno en el mundo en recibir a estudiantes extranjeros y en sus escuelas existen alrededor de tres mil alumnos, académicos e investigadores mexicanos. 

Indicó que México, al ser un país industrial que se ha desarrollado en los últimos 20 años y con el potencial de empresas que tiene, no sólo extranjeras sino mexicanas, el tema de la educación dual es importante, interesante y vital. 

La nación mexicana “es un país donde se piensa que todo el mundo tiene que ir a la universidad para formarse, pero en Alemania dos tercios de la población no va a la universidad. Es decir, más del 60 por ciento pasa directamente a la industria, la cual los forma a un nivel comparable al universitario; únicamente son dos o tres años de estudio y prácticas, integrados a la empresa”, relató.  

Es muy importante utilizar a la industria como uno de los pilares, si se quiere ser un país innovador, y se requiere, además, la inversión del Estado. Añadió que Alemania tiene vínculos con el Conacyt e interés por lograr mayor presencia en México. 

Alexander Au, director regional en México del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD, por sus siglas en alemán), destacó que en 2005 no se tenían ni mil estudiantes mexicanos en Alemania; en 2010, la cifra ascendía a mil 500 y a la fecha son casi tres mil. 

Se calcula que hay entre 500 y 800 alemanes estudiando en México, y ese número crece, en virtud de la calidad de las instituciones superiores de México. Las universidades alemanas prestan una buena oferta académica y el 90 por ciento de los connacionales becados regresan a México, ya que los apoyos no buscan la fuga de cerebros. 

Mencionó que la internacionalización de las universidades es un reto, ya que la ciencia no es regional ni nacional sino mundial. Agregó que “con la nueva política de Estados Unidos se ven muchas oportunidades de que Alemania sea aún más importante para esa cooperación; por ello, se deben buscar situaciones que permitan ganar a ambas naciones”.  

Se invierten alrededor de 10 mil euros anuales en esa cooperación académica. En México, hay muchos campos de cooperación con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); se tienen alrededor de cien cooperaciones internacionales y más de 2 mil ex becarios solamente en esa casa de estudios. “Vamos a ampliar la cooperación, siempre y cuando, se pueda mantener la calidad. Buscaremos crear maestrías y doctorados de doble titulación”, añadió. 

Federico Fernández Christlieb, director general de Cooperación e Internacionalización de la UNAM, resaltó que ante el actual contexto político adverso que vive el país, este foro es la oportunidad para reconocer a Alemania como un aliado en materia educativa y para la movilidad de estudiantes.  

Adelantó que en los próximos días, habrá una reunión de las escuelas y facultades de la UNAM para anunciar y determinar cómo será su estrategia y política de internacionalización, pues “los grandes problemas del país no se resolverán de otra manera más que con una inversión constante y bien planificada en educación”. 

Alemania ha destacado como uno de los países que merecen más atención de parte de las instituciones académicas, y en particular de la UNAM, para generar una mayor movilidad, subrayó.

Deja un comentario